miércoles, 2 de marzo de 2016

Análisis de Discografías (De lo Peor a lo Mejor) - Capitulo 1: Queen

Estoy un poco falto de motivación para escribir en el blog nuestros ya clásicos posts de bandas, discos y canciones, así que empecé a buscar inspiración en otros lados y luego de leer (e indignarme) con las listas "From Worst To Best" de Classic Rock, decidí hacer las mías y arrancaré (como siempre que inauguramos sección) con Queen, repasando  y encolumnando todos los 16 discos editados por la Reina en su historia. Este repaso arranca a continuación.

16°) The Cosmos Rocks (2008)

Siendo sinceros y un poco misericordiosos con las 3 figuras que firman el disco, "The Cosmos Rocks" no es TAN malo y horrendo como lo pintan, solo que no hay posibilidad de que esto pueda calificar como disco de Queen, no hay NADA que respete al sonido y legado de la banda. Suena mucho mas a un Bad Company con May y Taylor asistiendo al bueno de Paul Rodgers, quién es la verdadera estrella del disco cantando espectacularmente cada canción y haciendo notar su impronta en los mejores temas del disco. Brian May se muestra sumamente deslucido en las guitarras, como asustado de seguir haciendo cosas nuevas sin Mercury y Taylor aporta buenas baterías y coros, pero la pobreza compositiva que lo caracterizó los últimos años de la banda con Freddie.
Este disco con otro nombre quizá hasta hubiera recibido aclamación popular y el Cosmos Tour hubiera sido aún mas espectacular, pero bajo el nombre de Queen no da la talla que demanda semejante nombre.



15°) Hot Space (1982)

Distintas épocas, distintos sonidos, mismo problema. Hot Space es una muy grande separación del sonido Queen en plan de permanecer a tono con la época. Influenciado por su paso por New York y Munich, Mercury arrastró a la banda a sonidos mas cercanos al Disco, al Synth Pop y a la New Wave. El resultado fue catastrofico en un 80%. Por mucho que Freddie se esforzara dejando la vida en cada nota, o que John Deacon aportara sinuosas basslines, las pobres composiciones, la ausencia de guitarras y el desafortunado uso de sintetizadores y drum machines hace un overall de disco muy feo (aunque sus 2 temas iniciales dan algo de esperanza), que solo rescata la majestuosidad de "Under Pressure", el mítico single editado hace un año junto a David Bowie (quién tendría mejor suerte en su incursión a lo bailable con el multiplatino "Let's Dance")


14°) Flash Gordon (1980)

Por 3ra y última vez en este post, otro disco que no cumple los requisitos para ser un disco de Queen. No por cuestiones de sonidos, sino por ser un soundtrack con  mayor cantidad de (excelentes) instrumentales entre mezclados con dialogos de ese lisergico y maravilloso film llamado "Flash Gordon". Un montón de sintetizadores y guitarras se entrelazan para ambientar las aventuras del rubio Sam Jones para vencer a Ming. Lo mas memorable aquí, son sus dos temas donde Mercury aporta su voz llamados "Flash" y "The Hero", quienes gozaron de buena publicidad en ese entonces y eran regularmente tocadas por la banda en vivo.


13°) Made In Heaven (1995)

La muerte de Freddie Mercury en 1991 destrozó a la banda por un lado, pero la llenó de ventas como no pasaba hace un tiempo. El golpe de efecto dado con el legendario concierto tributo al cantante y la aparición de "Bohemian Rhapsody" desató una nueva fiebre por Queen que May, Deacon y Taylor tuvieron que sanear de alguna forma (y aprovecharla por qué no?).
El trío se reunió en Moscú y se puso a revisar su armario con material que dejó grabado Mercury post salida de "Innuendo". Tirando con eso, con algunos demos mas viejos, leftovers de esta última etapa y regrabando temas de #Bulsara como solista, Queen lograba editar su último disco 4 años después de la muerte de su lider y el resultado, sin dejar de ser digno, es bastante irregular. Si bien los temas solistas de Freddie regrabados estan muy bien con su nuevo toque, no dejan de ser cosas ya escuchadas, algunas canciones todavía parecen demos puestos como rellenos y algunos leftovers hubieran quedado mejor como estaban.
Por otro lado, hay un par de joyas rescatadas (El maravilloso gospel "Let Me Live" (cantado por May y Taylor junto a Freddie), la versión cantada por Mercury de "Too Much Love Will Kill You"),  un gran hit en Europa como fue "You Don't Fool Me" (con espectacular solo de Brian haciendo bien todo lo que salió mal en "Hot Space") y "Mother Love", la última grabación en vida de Freddie, que es la mejor canción del disco y eriza como pocas cosas en este mundo cuando escuchamos por última vez la voz del gigante elevarse hacia lo mas alto.


12°) The Miracle (1989)

Hay discos que se caracterizan por mejorar con varias escuchas, "The Miracle" es exactamente lo contrario. A la primera escucha te parece un mas que convincente disco, pero a medida que pasan los repeats (?) te va cayendo la ficha que hay muchas que no están bien y que son perdonadas por el contexto. Algunas de las peores canciones jamas firmadas por Queen estan en este disco ("My Baby Does Me" y "Rain Must Fall"), y otras que son casi ordinarias para lo que es la banda (El tandem "Party/Kashoggi's Ship" y "The Invisible Man") pero, en la otra mano, tenemos algunas de los mejores momentos de Queen en TODA la década (la espectacular "I Wan It All", la brillante "Scandal", el majestuoso title track, la infecciosa "Breakthru" y el épico closer con sabor a despedida "Was It All Worth It") que equilibran las cosas redondeando en positivo un disco que quizá tenga sus mejores canciones en los B-Sides, como la elegante "Stealin'", el dueto blusero entre Mercury y Taylor llamado "Dog With A Bone" y la impresionante "Hang On In There", quizá con esas cambiando los puntos bajos hubiera quedado un gran disco.


11°) The Works (1984)

Tras desbarrancar feo feo con "Hot Space", Queen entró en una gran crisis que los llevó a tomarse un año entre ellos para no terminar colisionando como banda. El break fue positivo, ya que el grupo retomó el estudio destensionada y mas enfocada en triunfar en los 80's. "Radio Ga Ga" fue la mejor entrada ya que cumplía con todos los requisitos para ser el hitazo que Queen buscaba. Y es reforzada por una topadora como "Hammer To Fall" (el mejor tema de May en años), una perfecta gema pop como "I Want To Break Free" y una de las mas sofisticadas piezas de la agrupación: "It's A Hard Life". El disco se sostiene gracias a esos 4 titanes y lo rellenas maquetas de (bastante) menor calidad como la soporifera "Tear It Up", el refrito rockabilly "Man On The Prowl" (salvada por un gran solo de piano de Mike Moran), la simpatica viñeta acústica concientizadora "Is This The World We Created?" y la horrorosa "Machines (Or Back To Humans)". Apenas destaca la energica "Keep Passing The Open Windows" que mereció mas reconocimiento, podría haber sido un buen single. Rescato tambié el B-Side rockero "I Go Crazy", como para re-encausar el rumbo de la Reina en los dificiles 80's.




10°) A Kind Of Magic (1986)

El suceso de "The Works" y su meteorica actuación en el Live Aid, renovó la vitalidad, reputación y popularidad de Queen, quienes pasaban su momento de mayor gloria para cuando le ofrecieron volver a hacer la música para una película, en este caso la entrañable "Highlander" con Christopher Lambert y Sean Connery.
En "A Kind Of Magic", Queen entiende a la perfección su status de banda de estadio y de Pop Rock y la jugada le sale genial, sacando un disco bastante redondo que traías varios nuevos clásicos como el explosivo opener "One Vision" (uno de los mejores riff de May), el adictivo title track, la hímnica "Friends Will Be Friends", la dramática balada "Who Wants To Live Forever?" (con un Mecury para la historia) y el dinámico tema principal de la película "Princes Of The Universe". Pero ademas de esos hits, esconden joyitas cercanas a Motown como la apasionante "One Year Of Love" (con saxo incluído) y la deliciosa "Pain Is So Close To Pleasure" (falsete irresistible) y una de las canciones mas pesadas del catalogo de la reina como "Gimme The Prize" (con momentos casi GaryMoorescos de los 80's). Solo "Don't Lose Your Head" empaña lo que fue el mejor momento de Queen en los 80's.



9°) Queen (1973)

Aquí es donde empezó todo y es increíble como se fue distorsionando a lo largo del camino. En su disco debut, luego de pasar por casi 5 de formación (incluyendo el trío Smile, la llegada de  #Bulsara a la voz y por último la llegada de Deacon como bajista) y un tiempo considerable grabando en horarios inhospitos, Queen se daba a conocer de la manera mas desconcertante posible. Por un lado querían ser Sabbath, Zeppelin y Hendrix, pero por otro lado les fascinaba la idea de ser The Beatles y King Crimson, pero ellos lucían mas como si fuera T. Rex y cantaban como si fueran tenores y actuaban como extras de "Cabaret".
Entre tanta propuesta, es normal que las cosas no salieran muy ordenadas en este disco homonimo, pero el resultado no deja de ser demoledor: Porque Freddie Mercury era un cantante inedito, un Caruso que en vez de cantar Mozart estaba fascinado por la música de Jimi Hendrix y quería ser Robert Plant, porque Brian May revolucionaba las guitarras con sus maravillosas orquestaciones y unos solos realmente descomunales y tenían en Deacon y Taylor una base rítmica implacable, sin nada que envidiarle a las Jones-Bonham, Glover-Paice o Butler-Ward de turno. Y tanto talento junto era capaz de levantar cualquier delirio como podemos apreciar en "My Fairy King", o potenciar temazos como "Keep Yourself Alive", "Liar, "Great King Rat", "Doing All Right" o "Son & Daughter". La mejor y mas acorde manera de arrancar este viaje.


8°) A Day At The Races (1976)

Cómo se sigue después de sacar el mejor disco de tu carrera y uno de los mejores discos de todos los tiempos? Queen lo tenía bastante claro a eso, ya que "A Night At The Opera" estaba pensado como un enorme disco doble incluyendo las canciones que forman parte de este "A Day At The Races", la idea sonaba apoteósica a simple escucha pero ADATR se hace valer también por si solo, aunque no llegue a las cotas de su predecesor.
El disco es una montaña rusa de emociones y sonido que se sostiene en las sofisticadas piezas de piano compuestas por Mercury (La fragil balada "You Take My Breath Away", la poppy "Good Old-Fashioned Lover Boy", la barroca "The Millonaire Waltz" y por supuesto esa locura gospel llamada "Somebody To Love")  y es acoplada por las composiciones de May (La pálida "Long Away", la canción tribunera para sus fans de Japón llamada "Teo Torriate", el heavy metal sobre los indios nativo "White Man y su mas preciada composición para Queen: "Tie Your Mother Down), y los spots de Deacon y Taylor (John se luce con la maravillosa "You And I", mientras que Taylor flaquea con ese apático rocker "Drowse").
En definitiva, "A Day At The Races" significa el fin del Queen mas extravagante y grandilocuente, a partir de acá la banda caminaría por senderos mas simples y efectivos para el gran público, que le permitieron sobrevivir a los cambios de la industria.


7°) Jazz (1978)

Queen fue uno de los grandes apuntados por la revuelta Punk en el Reino Unido, como una personificación de todo lo que estaba mal. Por lo que la banda se vio casi obligada a cambiar su sonido o terminar estrellándose como gran parte de la movida de necios progresivos, y ese cambio pareció establecerse aquí en "Jazz", uno de los discos mas adictivos y accesibles de la banda, ideal para primera incursión.
Es un disco donde, a pesar del titulo, la banda busca divertise en cada canción mientras rockea como pocas veces: Aquí el disco no se basa en el piano de Mercury sino en los poderosos Power Chords que desprende Brian May de su Red Special, brillando en trallazos como "Fat Bottomed Girls", "Dead On Time", "Let Me Entertain You" o "If You Can't Beat Them", mientras que Freddie aporta el absurdo y la buena vibra desde "Mustapha" hasta "Don't Stop Me Now", pasando por la belleza de su mejor canción de amor: "Jealousy" y el rock visceral de la ya mencionada "Let Me Entertain You".
Deacon aporta, ademas de "If You Can't Beat Them", la encantadora "In Only Seven Days, mientras May también se da el gusto de homenajear a Elvis en la genial "Dreamer's Ball" y aportar su balada "Leaving Home Ain't Easy". El problema del disco lo aporta Taylor con sus 2 composiciones, la funky poco lograda "Fun It" y la espantosa "More Of That Jazz" que cierra un disco de la manera que no lo merecía.
"Jazz" podría estar entre los 3 mejores discos de la banda, pero peca de largo a partir de su 7ma canción.


6°) The Game (1980)

Si en "Jazz" Queen estableció el sonido que descubrió en "News Of The World", en "The Game" cerró la trilogía haciendo explotar ese sonido en todo el mundo, logrando dos N° 1 en USA, reafirmando su poderío en Europa y haciendose un nombre en el resto del planeta (como veremos después con esas colosales gira).
Aquí Queen arranca su experimentación con los sintetizadores, siendo protagonistas del mismo, aunque co-existiendo perfectamente en armonía con las guitarras y los otros ingredientes de la banda (cosa que no sucedería en los discos posteriores), pero la verdadera estrella aquí es John Deacon, quién se pasó todos los 70's dando pequeñas pistas de su enorme talento compositov y aquí lo explota dando una colección de memorables basslines, un fan-favorite como "Need Your Loving Tonight" y el mas grande hit de la carrera de la banda: "Another One Bites The Dust", que recibió elogios del mismisimo Michael Jackson.
Mercury se encargó del otro gran hit del disco, su oda al rockabilly "Crazy Little Thing Called Love", la balada de piano "Play The Game" que abría el disco y se convirtió en una fija en directo y el deep cut "Don't Try Suicide" con reminencias a los otros 2 temas en su sonido. Ademas Mercury aparece cantando en todas las canciones del disco por primera vez en la historia, marcando como sería la cosa después
May, por otro lado, perdió protagonismos en cuanto disco anterior pero tuvo su spotlight en la precursora del Funk Metal "Dragon Attack" con alguno de sus mejores solos. Ademas, Brian compuso sus 2 mejores baladas para este disco, el clásico "Save Me" (con pasional intepretación de Mercury e intricado trabajo de guitarras) y la encantandora "Sail Away Sweet Sister" que canta junto a Freddie.
La nota baja del disco la vuelve a dar Taylor con 2 temas sumamente olvidables como "Rock it (Prime Jive)" y "Coming Soon" donde comparte el microfono con Mercury pero ni así logran rescatar las pobre composiciones del baterista.
Gracias a este disco, Queen se convirtió en entonces la banda mas grande del planeta y su sonido se empezó a torcer a mas crowd-pleaser que a hacer grandes discos


5°) Innuendo (1991)

Para las sesiones de "Innuendo", Freddie Mercury ya sufría de manera muy cruel los males del SIDA, a tal punto de tener que grabar en sillas de rueda porque no podía permanecer mucho tiempo parado. Esta dramática situación (que incluía al cantante dando todo de sí y tomando un shot de vodka para culminar sus tomas) claramente se notó en el espectacular resultado final. Todos sabían que el final estaba cerca y cumplieron el deseo de Mercury de irse en la mas alta forma, como podemos apreciar en el disco.
En "Innuendo", Queen recupera su grandilocuencia setentosa, deja lo mejor de su accidentado "The Miracle" y por fin logra que los sintetizadores queden bien en su música, acompañando las renacidas guitarras de un Brian May que brilla en cada tema con espectaculares riffs, licks y solos.
Pero todo el album es Freddie Mercury. Su voluntad, sus ganas, su fuerza por ganar una batalla que sabe perdida es el motor musical aquí porque canta mejor que nunca, dejando un poco de su vida en cada estrofa y ademas compone la gran mayoría de las canciones (con ayuda de los otros miembros claro está)
"Innuendo" se sostiene en su imperial title track zeppeliano (6 minutos de poderosisima interpretación vocal, con guitarras pesadas, secciones orquestales y un solo de guitarra flamenca cortesía de Steve Howe de Yes), el emocionante y simple adios de "These Are The Days Of Our Lives" (el mejor tema de Taylor desde "I'm In Love With My Car"), con congas y encantadora vocalización y "The Show Must Go On", el epitafio musical de Bulsara, ayudado por un May que ambientó a la perfección la descomunal performance vocal de Freddie con unos dramáticos sintetizadores y erizantes guitarra.
El resto del disco tiene puntos altos en rockers de May como "Headlong" y "The Hitman" y composiciones intrincada Made In Mercury como "I'm Going Slightly Mad",  "Don't Try So Hard" y "All's God People", ademas de la exquisita "Bijou" donde el dueto de compositores une fuerzas y hace una espectacular canción. Ni siquiera los rellenos como "I Can't Live With You", "Ride Like The Wild Wind" y "Delilah" pueden opacar el último opus de Farrokh Bulsara.

<

4°) News Of The World (1977)

1977 fue un año de "Do or Die" para el Rock,  Muchas bandas decidieron morir en la suya pero Queen fue pragmático y enfrentó al Punk bien de frente, ya que como saben "News Of The World" fue concebido en el mismo estudio que el infame "Never Mind The Bollocks" de los Sex Pistols, donde Freddie Mercury y Sex Pistols tuvieron un altercado que estuvo cerca de pasar a mayores como una de las mas bizarras peleas de la historia.
Yendo a lo musical, Queen tiró por la borda su sonido grandilocuente y flamboyante en plan de un rock mas directo y simple. Por lo que aquí no oímos complejos arreglos vocales de 145 overdubs ni orquestas guitarreras, la simpleza es el concepto y bien lo marca el inicio: Los 2 mas grandes himnos de la banda "We Will Rock You/We Are The Champions" son composiciones elaboradas pero lo suficientemente simplonas para que una masa de mas de 50 mil personas enloquezcan cada vez que suenan.
Pero no solo de eso vive el disco, los 4 miembros estan en una forma de ejecución y composición excelsa.
A parte de "We Are The Champions", Mercury se despacha con su very own "Whole Lotta Love" llamada "Get Down, Make Love" y el encantador closer "My Melancholy Blues" que incluye alguna de sus mejores performances tanto en voz como en piano.
May, la gran estrella del disco, suma a la imperecedera "We Will Rock You" el blues "Sleeping On The Sidewalk", la balada "All Dead All Dead" (ambas 2 cantadas por él) y el mejor tema del disco, "It's Late" donde utiliza la tecnica de tapping antes que Eddie Van Halen. Ademas, May también compuso la versión rápida de WWRY y "Feelings, Feelings", bonus tracks de posteriores remasterizaciones.
Deacon da sus mejores 2 composiciones en Queen con la desbocante balada "Spread Your Wings" ay(con un Mercury de otro planeta) y la maravillosa "Who Needs You" con sus aires latinos (algo de tango se puede escuchar) e irresistibles melodías.
Y Taylor se despacha con 2 furiosos rockers: La casi punk "Sheer Heart Attack" (proveniente de las sesiones del disco con su mismo nombre, pero grabada aquí con Mercury en la voz y May agregando guitarras) y la funky zeppeliana "Fight From The Inside", uno de los mejores temas donde Roger pone su gran voz aguardentosa.
"News Of The World" es, en el overall, el disco mas redondo de Queen pero sus picos no son tan altos como los que le siguen en la lista.


3°) Sheer Heart Attack (1974)

A un año de su debut y a meses de su 2do disco, Queen no lograba explotar del todo en los charts y la discografías empezaban a presionar mientras la banda buscaba hallar su sonido entre todo lo que tenía para proponer. En este disco logra ambas cosas, porque la banda logran un gran hit con "Killer Queen" y encuentra parte de su sonido caracteristico.
"Sheer Heart Attack" es un disco llevado por la estrafalaria personalidad de Freddie Mercury, cuyas composiciones en el piano reinan en el disco. Mercury despunta su amor por el music hall y el vaudeville en la ya mencionada "Killer Queen" y la delirante "Bring Back That Leroy Brown", pero que también muestra su lado mas pesado en "Flick Of The Wrist" y la precursora del Thrash Metal "Stone Cold Crazy", su lado mas místico con "Lilly Of The Valley" e "In The Lap Of The God" y el primer intento de canción para las masas en "In The Lap Of The God (Revisited)". Ademas, Bulsara da una de sus mejores performance vocales durante todo el disco, haciendo un magistral uso del falsete, de sus tonos mas graves y del poderoso cañón operatico que lo caracterizaba.
May hace un magistral e icónico trabajo de guitarra aquí, adornando al disco con innovadoras ambientanciones, efectos y orquestaciones, ademas de veloces solos y desnucadores riffs. Y ademas aporta 2 de sus mejores rockers, el poderoso opener "Brighton Rock" (con su mas celebre solo) y "Now I'm Here" (una de las favoritas de la banda en vivo) y 2 bonitas piezas musicales calmas como "Dear Friend" (cantada por Mercury) y "She Makes Me (Stormtroopers In Stilettoes)" donde el propio guitarrista pone su dulce voz.
Taylor se despacha con un brutal trabajo de coros y batería, ademas de componer un furioso rocker como "Tenement Funster" (iniciando un espectacular medley junto a las ya mencionadas "Flick Of The Wrist" y "Lilly Of The Valley") mientras que Deacon debuta en la composición con la encantadora "Misfire", mientras se luce en las sombras con su bajo.
En "Sheer Heart Attack", Queen siembra la base para lo que serían sus mas celebres trabajos a futuro, y la banda logra su pináculo como músicos en este disco, tocando y cantando a un nivel estelar. Solo le faltó una canción realmente distintiva para que sea el mejor.


2°) Queen II (1974)

Quién dijo que las 2das partes nunca son buenas? Queen redobló la apuesta en su debut y logró una verdadera obra maestra del Rock, icónico desde su tapa hasta en su sonido, que dice mucho de la personalidad y la actitud de la banda.
"Queen II" es una obra ambiciosa que May y Mercury se cargan al hombro componiendo un lado cada uno. May se hace cargo del lado blanco, abriendo con el instrumental "Procession", inmendiamente continuado por la inmensa "Father To Son", una mesiánica composición de 6 minutos donde arranca como un balsamo pasionalmente interpretado por Freddie y luego se transforma en una composición pesada donde Brian despliega erizantes punteos para luego batirse a duelo con el cantante en el coda con call & response beyond the epic. La encantadora balada "White Queen (As It Began)" baja la intensidad con un frío dramatismo en la pálida voz de Mercury y el solo acústico de May, mientras que la cantada por Brian "Some Day One Day" y la composición de Roger "The Loser In The End" cierran este lado sin desentonar.
Pero lo mejor estaba por venir con la aparición de Bulsara en el lado negro, haciendo su very own "Abbey Road Medley" arrancando con una de las canciones mas pesadas del catalogo de la banda, que encuentra al cantante logrando notas altisimas y desgañitando su voz en la sección media junto al desnucador riff de May. Y de ahí saltamos a un popurri integrado por la imposible "Fairy Faller Master's Stroke" (infernal trabajo vocal y de teclados de Mercury) y al maravillosa mini balada "Nevermore", la mejor que haya compuesto en este rubro. Pero todo eso fue aperitivo para -de rodillas- "The March Of The Black Queen" el pináculo de los delirios y ambiciones musicales de la banda y de Freddie Mercury, 6 minutos de pura locura musical comandanda por el piano de Bulsara y adornada por un colosal trabajo de coros y las inarticuladas guitarras de Brian que adornan la canción a fuerza licks y solos. A este tema se le pega "Funny How Love Is", uno de los ejercicios mas Pop de Queen (deudor del Wall Of Sounds de Phil Spector y precursor de ABBA) y se le pega como cierre el hit del disco, "Seven Seas Of Rhye", una meteorica composición de Mercury, con un voraz riff de piano y un ritmo demoledor que rápidamente lo convirtió en un clásico del grupo. Rescatamos también el desgarrador blues "See What A Fool I've Been", donde Queen juega mas que nunca a ser Zeppelin.
"Queen II" marcó a la banda de cara al mundo, conquistó a fans y compositivamente, la banda nunca estuvo mejor. Le faltó el reconocimiento del mercado nomas.


1°) A Night At The Opera (1975)

A lo largo de este camino fuimos recogiendo virtudes que iban aumentando la calidad del disco, aquí es donde todo logra congeniar y hacer de este uno de los discos mas grandes de la historia de la música. "A Night At The Opera" tiene el sonido definitivo de Queen, tiene los clásicos, tiene los hits, tiene el suceso comercial, tiene la aclamación de los fans, la prensa y los músicos, tiene unas performance descomunales, tiene composiciones del mas alto nivel y por supuesto, tiene a "Bohemian Rhapsody": La mejor canción de todos los tiempos, que resumen no solo este disco, sino la música misma en casi 6 minutos.
Pero hay un largo viaje hasta llegar a la opus máximo de Freddie Mercury, y es el cantante quien da inicio a ese recorrido en su faceta mas agresiva. "Death On Two Legs" es un vicioso hard rock liderado por el abrasivo piano de Mercury, quién se convierte en una máquina de escupir denostaciones a su antiguo manager que le embaucó mucho dinero. Las guitarras de May ayudas a texturar el perfecto escarmiento público musical.
Mercury nos toma un breve detour por el music hall de bar (literalmente cantando en un tarro) con "Lazy On Sunday Afternoon" hasta que Taylor nos lleva a toda velocidad con su mejor composición "I'm In Love With My Car", donde Brian y Roger potencia la RodStewartesca voz de Roger con violentas ejecuciones de guitarra y piano.
John Deacon es el encargado de darnos un parate con la maravillosa "You're My Best Friend", su mas celebrada composición donde el piano electrico endulza la hermosa interpretación de Bulsara y el solazo del Doc, quién es el indicado de volver a agarrar viaje con su oda folkie al espacio llamada "'39" (con un despampanante trabajo vocal de Roger en los coros agudos) y luego traer el rock and roll furioso con la subvalorada "Sweet Lady", con ese riffs a medio camino entre Bowie y los Stones y un cierre apoteosico echando humo como Aerosmith en el final de "Sweet Emotions".
Freddie nos vuelve a desviar a tierras cabareteras con la imposible "Seaside Rendevouz" que incluye la insólita sección de vientos hecha con las voces de Mercury y Taylor, y si eso impresiona, preparense para la faraonica composición de May "The Prophet's Song" donde Mercury hace uso y abuso de los efectos de estudio para crear un dramático eco en la parte media del coloso musical, mientras Brian va construyendo su propia esfinge con guitarras épicas y grandilocuente sonido durante 8 minutos.
Pero de nuevo el cantante se encargarnas de bajarnos y llevar el viaje de manera calma con la preciosa "Love Of My Life", popularizada por su versión acústica en vivo pero que en estudio en una reliquia sofisticada, con un Freddie cantando como cisne y un intrincado trabajo de piano acompañado por la sorprendete arpa de May, que riza el rizo. El propio guitarrista luego se encarga de tomar un pequeño detour por la sorprendente "Good Company" donde Brian lleva sus orquestaciones al máximo creando un sónido como de orquesta jazzerade Dixieland solo con su Red Special.
Y ahora sí, llegó el momento: Mercury a capella y multiplicado por 4 nos adentra a Bohemian Rhapsody preguntando si es esta la vida real o solo fantasía? para que el caracteristico lick de piano de paso a una desgarradora balada que va creciendo en intensidad hasta el eterno solo de Brian May que desemboca en la desconcertante sección operática: Un trabajo titanico de overdubs vocal de Freddie, Brian y Roger para crear voces como si realmente fuera una ópera con gordas cantando y anunciando la llegada del fin con el furibundo rock metalico del final, con uno de los mejores riffs (sino el mejor) de May y un Mercury agresivo como nunca, que se encarga de bajar la tensión para el final emocionante con ese gong sentenciando el fin. Una versión instrumental de Brian del himno británico "God Save The Queen" se encarga de cerrar la obra maestra de la banda.



No hay comentarios.: