lunes, 19 de septiembre de 2016

Análisis de Discografías (De lo Peor a lo Mejor) - Capitulo 2: Led Zeppelin

Seguimos con nuestras listas musicales analizando las discografías de las bandas y ordenandolas de sus peores (o menos buenas) obras hasta sus finest hours. El otro día analizamos a Queen y hoy nos toca la tarea de adentrarnos en la discografías de los mas colosos del Rock: Led Zeppelin, quienes han dejado 9 discos de impresionante calidad y que ennumeranemos el día de hoy.

9°) CODA (1982)

John Bonham falleció el 30 de Mayo de 1980 tras ingerir la surreal cantidad de 40 vasos de Vodka y ahogarse en su propio vomito mientras dormía. Led Zeppelin se murió con el salvaje baterista, pero por contrato le debían un disco mas a Atlantic Record. Para eso, y para terminar con la cantidad increíble de bootlegs piratas circulando con demos de la banda. Jimmy Page se encargó de sacar lo mejor que tenía en su cajón de leftovers y retocarlo para armar un disco. El resultado es un poco desparejo, incluyendo 2 canciones en vivo pasadas a estudio (se sacaron los ruidos de la gente y se le sumaorn overdubs de guitarra) como "We're Gonna Groove" y "I Can't Quit You" (la cual ya estaba en el 1er disco), 1 tema sacado de las sesiones de "Led Zeppelin III" ("Poor Tom", que por algo terminó afuera), 1 tema sacado de las sesiones de "Houses Of The Holy" (la funky "Walter's Walk"), un soporifero instrumental homenaje a Bonzo y 3 temas sacados de las sesiones de "In Through The Out Door" que hubieran hecho un gran bien a ese disco ("Darlene", "Ozone's Baby" y la casi punkie "Wearing And Tearing"). Con sus subsiguientes remasters, "CODA" sumo esqueletos de temas pasados y grandes canciones como la balada soul "Baby Come On Home", su versión de "Travelling Riverside Blues", el single "Hey Hey What Can I Do?" y la mas reciente, el rocker "Sugar Mama", pero así y todo quedó como el disco menos bueno que haya salido de los gigantes del dirigible de plomo.


8°) "In Through The Out Door" (1979)

El anteriormente mencionado "In Through The Out Door" fue el último que Led Zeppelin emitió con Bonham vivo, pero lo grabaron en un estado olvidable. Con Page hundido en la heroína, Bonham en la bebida y Plant en depresión por sus recientes tragedias, el peso del disco recayó en el bueno de John Paul Jones, el único sano del grupo aunque gustara de consumir travestis y quién tenía la chance de mostrar todo su talento. Con Plant haciendole las letras y el ocasional aporte de un Page ido, el disco se fue gestando como un popurri de estilos de la época. La vieja magia zeppeliana igual se puede dejar oír en la imperial "In The Evening" (deudora directa de "Kashmir", con un riff matador, pero con ese tufillo sensual de antaño) pero el luego el disco toma un detour por ritmo latinos como en "South Bound Suarez", baladas lideras por los teclados Jonesy como la bellisima "Fool In The Rain" (el mejor solo de Page en el disco) y el hit "All My Love" (con un trabajo bellisimo de sintetizadores y exquisito punteo acústico de Jimmy) y rock and roll vintage y poco inspirados como en "Hot Dog". Pero para el final, la magia vuelve en la épica "Carouselambra", un tour de force de 10 minutos de maestría con sintetizadores y ritmos circenses que adelantan el futuro (imparable labor de Bonzo), y el cierre desgarrador con "I'm Gonna Crawl", con un Robert Plant dando catedra vocal. dejando todo como si supiera que no iba a haber otra vez. Un cierre suave para la leyenda de Led Zeppelin, pero que es mucho mejor de lo que se dice.


7°) Presence (1976)

Lo único feo de "Presence" es su portada, y el contexto donde fue (rápidamente) grabado, con Robert Plant en sillas de ruedas tras un terrible accidente de auto mientras andaba de vacaciones. Porque musicalmente el disco es bestial por donde se lo vea. Con Jimmy Page y Plant componiendo un mes en Malibú y todo el grupo grabando en el estudio Musicland de Munich en solo DIECIOCHO DIAS (dato que impacto hasta a los Rolling Stones quienes cayeron al estudio para grabar "Black And Blue") , el duo quería que la banda recuperada el sonido pesado y directo de sus primeros discos tras los que fue el mamut musical de "Physical Graffitti", por lo que en el disco John Paul Jones no hizo uso de ningún tipo de teclado y Page es el protagonista ayudado con las guitarras mas pesadas de la discografía de Led Zeppelin, apoyado por un descomunal trabajo de Bonham y JPJ haciendo el rítmo de cada riff monolitico que escupía esa Les Paul. El disco se sostiene en 4 canciones, el deslumbrante opener "Achilles Last Stand", donde Bonzo hace el mejor rítmo jamas hecho en una batería, y Page es un surtidor de riffs memorable tras otro mientras un Plant aún convaleciente de su accidente canta dramáticamente. El tema que lo sigue "For Your Life", es un tema clásico de Zeppelin, con esos riffs entre cortados y el sonido bluesy a flor de piel. El clásico de este album "Nobody's Fault But Mine" (reversión del clásico de Willie Johnson) que sobresale por su ritmo cortante y los espectaculares solos de Page y Plant (en armónica) y por supuesto, el cierre con el pasional blues "Tea For One" donde Jimmy Page mete orgásmicos punteos durante 9 minutos.  Ademas el disco contiene la funky "Royal Orleans", la divertida maqueta rockabilly "Candy Rock Store" (pasada por el filtro heavy de la banda y con un trabajo de Slide brillante por parte de Jimmy) y la subvalorada "Hots On For Nowhere", que encuentra la mejor performance de Percy en el disco.
En resumen, "Presence" es junto al debut de la banda lo mas pesado que haya grabando Led Zeppelin pero que sufre un poco la poco lograda voz de un Robert Plant en condiciones no aptas para grabar, así y todo, el resultado es fantástico, gracias a la garra que le pone Page a cada nota de su guitarra.


6°) Led Zeppelin (1969)

Luego de coincidir en las sesiones del "Truth" de Jeff Beck en 1968, Jimmy Page y John Paul Jones decidieron formar una banda junto a John Entwistle, Keith Moon, Rod Stewart y el propio Beck. Moon se río de la idea mientras que Entwistle sentenció que ese grupo se hundiría "Like a Lead Zeppelin". Eso hizo un click en la cabeza de Page y lo que originalmente estaba siendo concebido como "The New Yardbirds" se convirtió en Led Zeppelin y sumó en su fila a los miembros de Band Of Joy, el cantante Robert Plant y el baterista John Bonham. La unión de estos 4 personajes dio como resultado el nacimiento del Hard Rock, la versión definitiva del Rock y las mas satisfactoria tanto comercial como musicalmente. El disco debut de Zepp es el pilar fundacional de todo lo que significa el rock pesado, gracias a la brutal relectura del Blues de Jimmy Page, cuyos desnucadores riffs y filosos punteos de guitarras sacudieron al mundo. Ademas, la labor del guitarrista se ve sustentada por el inmeso sonido de las baterías de Bonzo y se complementa con el agresivo bajo de Jonesy, y las revolucionarias vocales de Percy, que cambiaron la visión de la música sobre el cantante, nadie había explorado tan alto los tonos masculinos hasta entonces y con tanta rabia y sensualidad como en las "mesmerising" performances de clásicos como "Good Times Bad Times", "How Many More Times?", "Dazed & Confused" (innovador Page usando un arco de Violin en el solo), "Communication Breakdown" (anticipando el Punk que los hiriera de muerte 8 años después), "Babe I'm Gonna Leave You" (cover de Joan Baez con un trabajo acústico bordando el Heavy Metal) y "You Shook Me" (magnifico jam entre Page, Jones en el Hammond y Plant en la armónica).
Aquí arrancó todo, todos los ingredientes ya estaban servidos, y se pone mejor mientras avanzamos (yes, even more)


5°) Houses Of The Holy (1973)

Al igual que Queen, Led Zeppelin eligió seguir su obra maestra con un disco bastante similar en estructura. "Houses Of The Holy" vendría a ser el complemento ideal de "Led Zeppelin IV", donde la banda deja caer sus experimentaciones en generos no afines como el Pop, el Funk, el Reggae, el Jazz y las baladas. Aquí el Rock no abunda como en el resto de su discografía, en gran parte porque la voz de Robert Plant atravesaba un momento un tanto complicado como ya podemos apreciar desde el vamos en la pirotecnica "The Song Remains The Same" donde la sugar pop voz de Percy pasa desapercibida entre el arsenal de guitarras que dispara Jimmy Page en un moderno e innovador uso de orquestación de guitarras.  Plant realmente se sinete mejor en los próximos 2 numeros mas calmos como la bombastica balada "The Rain Song" (dominada por el nuevo Mellotron de John Paul Jones y escrita por Page como respuesta a George Harrison, quién dijo que la banda nunca había escrito una canción así) y la épica "Over The Hills And Far Away", hermana menor de "Stairway To Heaven".
Tras ese descomunal arranque, el grupo arranca la experimentación paseando por el funk con "The Crunge", el reggae con "D'yer M'ker" y el Pop Rock con "Dancing Days" saliendo airoso en cada una de esas incursiones para encarar el cierre como mejor sabe la banda. La misteriosa "No Quarter" con un John Paul Jones manejando todo en los teclados te lleva a lugares nunca imaginados y cerrando a todo trapo con la sensual "The Ocean", uno de los mejores riff de la casa Page y con un Bonham abrasador. Es el disco de los riesgos para el zeppelin, donde su vuelo transita zona ventas y puntiagudas pero sale enterisimo para elevarse aún mas alto.



4°) Led Zeppelin III (1970)

Led Zeppelin se convirtió en un año en la banda mas grande del mundo con 2 discos que sacudieron el mundo, por lo que su 3er disco era la cosa mas esperada del siglo para 1970. "Led Zeppelin III" vio la luz y fue denostado por la crítica porque no hubo una 3ra parte del Heavy Hard Blues Rock de sus predecesores. Para esta ocasión, Page y Plant afianzaron su pareja compositiva juntándose a armar en álbum en una granja de Gales y el resultado fue dejar retazos del Rock de los primeros discos en favor de trabajos acústicos y con un estilo mas folk como podemos apreciar en maravillas como "Tangerine", "Friends", "Gallows Pole" o "That's The Way" pero Zeppelin también satiface el hambre desde el inicio con la infernal "Immigrant Song" y los caracteristicos gritos de guerra de Robert Plant, La esquizofrenica "Celebration Day" con un John Paul Jones haciendo un terremoto sonoro con su bajo, la espectacular "Out Of The Tiles" con John Bonham masacrando sus tambores y por supuesto, "Since I've Been Loving You" el blues por excelencia, con Jimmy Page en su mejor hora como guitarrista, causando orgasmo en una simbiosis maravillosa con la descarnada performance de Percy. Aquí Zepp mostró que no solo puede tocar fuerte ruidoso y que podían despegarse del Blues a lugares nunca explorados por la música.


3°) Physical Graffitti (1975)

5 años después de abrir sus horizontes musicales, Led Zeppelin llegaba al summum de su grandilocuencia con un mítico disco doble. Todo lo gigante con lo que se relaciona a la banda se encuentra acá, con Jimmy Page dando lo mejor de su megalomanía musical junto a la maestría de John Paul Jones en teclados, tal y como podemos apreciar en la faraonica "In The Light", el maravilloso blues "In My Time Of Dying" (con Jimmy dando uno de los mejores uso de Slide en la historia), la encantandora "Ten Years Gone" y por supuesto "Kashmir", la mejor canción del grupo, tan imponente como el mismo.
Pero en "Physical Graffitti", Led Zeppelin no se priva de rockear y da una colección de nuevos clásicos para mover la cabeza como el opener "Custard Pie", "The Rover", "The Wanton Song" y el closer "Sick Again", mezclado entre incursiones muy logradas al Pop ("Houses Of The Holy", "Night Flight"), Country (la NeilYounguesca "Down By The Seaside"), Folk ("Black Country Woman") y Funk (el clásico "Trampled Underfoot"). Incluso leftovers como el instrumental "Bron Yr Aur" y el rock and roll "Boogie With Stu" (con Ian Stewart de los Rolling Stones en el piano) funcionan de maravillas en esta esta imperial obra.
En "Physical Graffitti", Led Zeppelin se da todos los gustos y consiguen convertirse en la banda mas mítica de la historia de la música por lo gigante de este disco.


2°) Led Zeppelin II (1969)

3 meses después de sacudir al mundo con su debut, Led Zeppelin se volvía a meter al estudio para grabar su segundo disco, y 4 meses mas tarde Jimmy Page tenía cocinado todo para que saliera el 22 de Octubre de ese mismo año 1969. Las cosas cambiaron considerablemente de lo que podimos oír en el debut. Robert Plant tomó control sobre las letras del grupo y empezó a fomentar su dupla compositiva con Page, quién cambió el enfoque de composiciones: Su versión heavy distortion del Blues es dejada de lado en la mayoría del disco en favor de canciones mas directas y basadas en poderosisimos riffs de HARD ROCK, potenciado por la mastodóntica base rítmica que componían John Paul Jones y John Bonham.
Algunos de los mejores y mas famosos riffs de la historia se encuentran en este disco, resaltando "Whole Lotta Love", "Heartbreaker" y "Bring It On Home" (reversión de Willie Dixion, que Zepp hace suya) y todas las canciones son perfectos rockers y rankean entre lo mejor de la banda. Ademas remite un poco al sonido del debut con "The Lemon Song" y el instrumental "Moby Dick", moviendose por costados mas accesibles como "What Is And What Should Never Be" y "Living Loving Maid (She's Just A Woman)" y dando toques acústicos con "Ramble On" y la bellisima "Thank You"
El disco mas desbocánte que haya visto la luz en la historia, y el manual de como hacer rock desde hace 45 años.


1°) Led Zeppelin IV (1971)

Hay veces que todos los astros se alinean y así es cuando las cosas mas lindas de este planeta salen. Eso pasó en 1971 cuando Led Zeppelin confirmó todo lo mostrado en su anterior album y lo llevó a niveles épicos e icónicos en su legendario cuarto disco. Originalmente sin ningun titulo, pero comunmente conocido como "Led Zeppelin IV", el disco muestra al cuarteto en su mejor momento eléctrico ("Black Dog" y "Rock And Roll") y en su mejor momento acústico ("The Battle Of Evermore" y "Going To California"). Además, sigue mostrando las raíces bluseras de la banda ("When The Levee Breaks"), su sensibilidad mas poppy ("Misty Mountain Hop") y empieza a ahondar su lado mas experimental ("Four Stick") potenciado en los discos posteriores. Y por supuesto, "Stairway To Heaven", la composición más icónica de la música y una de las mejores canciones de todos los tiempos. Un verdadero viaje desde la inolvidable intro acústica, pasando por las delicadas melodías que se funden en el orgásmico solo de Page, desembocando en el rock mas furibundo de la casa.
Todos los secretos de la música están en este disco, no hay mas vuelta que darle.








No hay comentarios.: