viernes, 16 de diciembre de 2016

Análisis de Discografías (De lo Peor a lo Mejor) - Capitulo 6: The Rolling Stones

Continuamos con nuestras listas de discografías de las grandes bandas que han pasado por el blog. Y en el último post del año en el blog, nos RE subimos a la cresta de la ola y nos hundimos a repasar la vasta discografía de los Rolling Stones, desde su primer disco en 1964, hasta el fresquisimo "Blue And Lonesome" que salió hace dias. Sumense a este viaje de drogas, peleas, circos, leyendas urbanas, sexo, despilfarro y mucho mucho muchisimo rocarrol a traves de los 25 discos editados hasta hoy por sus satanicas majestades.

25°) Undercover (1983)

Los Rolling Stones han sobrevivido a todo en su longeva carrera musical, pero hasta a ellos los 80's casi les cuesta la vida. Tras entrar con 2 discos en 2 años y bastante suceso, los Stones volvian al estudio y eran atacados por los aires de la nueva New Wave. El siempre emprendedor espiritu de Mick Jagger no dudo en subirse a esa moda, pero un Keith Richards ya sobrio de sus adicciones, empezaba a tener mucha mas participación y opinión dentro del estudio y no compartía para nada la visión de su camarada, creando los primeros graves roces de su relación. La visión de Jagger terminó imponiendose y con la ayuda del productor Chris Klimpsey, los Stones sonaban como una banda de la New Wave, para desgracia de todos.
El estilo no pegaba para nada con la banda, y las experimentaciones en otros ritmos sonabas extrañas y bastante poco logradas (en especial lo que era el Reggae).
Lo peor es que Undercover tiene un solido arranque con sus primeras 3 canciones, que son buenas pero poco memorables. Y luego es una espiral a de lo peorcito que ha grabado la banda en un estudio. Como "Some Girls". pero exactamente a la inversa.


24°) Dirty Work (1986)

A menudo considerado el punto mas bajo de la banda, Dirty Work encontraba a los Stones aún mas peleado que antes y con un Mick Jagger bastante decidido a dejar la banda para iniciar su carrera solista (que por suerte nunca despegó). Con un Jagger bastante ausente y un Charlie Watts recuperandose de sus adicciones (aunque no parezca, Charlie también supo ser un hombre salvaje), el disco cayó sobre las espaldas de Keith Richards y de Ronnie Wood, lo cual no suena mar en un principio, ya que el disco tiene toda la intención de retornar a las raices rockeras. Si no fuera porque cuando Jagger apareció por el estudio, se empeñó con que el disco sonara moderno y con el productor Steve Lillywhite le puso el sonido mas pastiché espantoso y ochentoso que pudo.
Al igual que su antecesor, "Dirty Work" tiene un buen arranque, pero se empieza a venir a pique con performance forzadas y de muy 2da mano, que dejan en claro lo mal que estaba todo para cuando se grabó este disco.  Pero a diferencia de "Undercover", aquí encontras un hit como la versión de "Harlem Shuffle" y un temazo total como "One Hit (To The Body)", realzado por unos solos incinerante de Jimmy Page.
Alegremente, tras esto, el 2do disco de Jagger fracasaría y el 1ro solista de Richards triunfaría, llevando a una reconciliación entre los 2 popes que traerian muchas alegrias a la banda.


23°) Their Satanic Majestic Request (1967)

Siempre se dice que Brian Jones nunca tuvo voz y voto en los Stones, que es manejada casi dictatorialmente (?) por la dupla Jagger/Richards. Quizá aquí se encuentre la respuesta.
La psicodelia había llegado para querarse y todos la estaban usando muy bien. Los Stones no se quisieron perder la fiesta y fueron derecho a empaparse de jipismo y LSD. Brian Jones fue quien se cargó el disco al hombro, arreglando y sumandole cuanto instrumento pudiera tocar a las composiciones de Mick, Keef y Bill Wyman (!) sumando creditos por "In Another Land" donde incluso llegar a cantar (!!).
La incursión a la psicodelia de los Stones es mayormente un desastre, un trabajo poco inspirado y como que la banda no sabia muy bien lo que hacía. El mismisimo Jones declararía en una entrevista que el disco era como "Un caos compactado".
A pesar de todo, "Their Satanic Majestic Request" tiene momentos de brillantes notables: "Citadel", una canción de proto-hard Rock Hendrixiano, "2000 man" (que luego sería versionada por KISS en su disco "Dinasty"), la intrigante "2000 Light Years From Home" y por supuesto, la soberbia "She's A Rainbow", una obra maestra de la psicodelia que salva al disco, aunque no las ganas de los Stones de sumarse al movimiento. Al siguiente año, la banda retornaría a su sonido clásico para entrar en la etapa mas gloriosa de su carrera.


22°) Emotional Rescue (1980)

Emotional Rescue podrian haber sido uno de los discos que salieron en la deluxe edition de "Some Girl" hace unos años, pero los Stones decidieron usar los sobrantes de su obra maestra de hace 2 años y ponerlas para armar un nuevo disco. Los sobrantes son los tracks mas rockeros y Stonianos, mientras que el nuevo material incluía cuestiones mas experimentales, relacionadas con el sonido disco que enloquecía a Jagger. El resultado es bastante dispar, los temas rockeros son buenos, pero no tan memorables como los de "Some Girls" ("Summer Romance" es la mejor) mientras que los tracks bailables son un tanto confusos, como que no se terminó de cerrar la idea. Lo peor, ninguna balada del disco está buena o siquiera se le acerca a lo que fue "Beast Of Burden".
Para suplantar todas las irregularidades, "Emotional Rescue" tiene momentazos como el title track (y el hipnotico falsete de Jagger), el descarnado blues de "Down In The Hole", la ya mencionada "Summer Romance" y por supuesto "She's So Cold", un clásico instantaneo de los Stones que nos develó las capacidades de baile del bueno de Mick.


21°) Bridges To Babylon (1997)

Tras volver a los primeros planos con sus últimos 2 discos, los Stones volvieron a intentar estar a la moda y por eso Jagger contrató quince mil productores distintos ademas de Don Was. Eso fue lo peor que le pudo pasar a "Bridges To Babylon", un disco que suena a diez mil cosas y no logra la armonía que necesita un disco.
A pesar de incluir puntos bajisimos en su composición, "Bridges To Babylon" se termina sosteniendo con algunos grandes temas como "Saint Of Me", "Out Of Control", la polémica pero ultra-efectiva "Anybody Seen My Baby" y la rockera "Flip The Switch". Lamentablemente, 62 minutos es una locura para un disco con poca inspiración y termina haciendolo sonar denso y ultra pesado.


20°) December's Children (And Everybody's) (1965)

Uno de los miles (?) de discos que lanzaron en sus primeros discos, y el mas flojo de esa primera etapa. "December's Children" es un rejuntado de canciones que se perdieron en las distintas ediciones del Reino Unido y USA. Con un primer lado compuesto casi enteramente de electrificantes covers, el disco tiene su fuerte en su lado B con las composiciones originales de Jagger y Richards, donde destacan la explosiva "Get Off My Cloud" y la encantadora "As Tears Goes By", compuesta con el productor Andrew Loog Oldham. Practicamente, un disco editado para tener como excusa a esos dos singles no sueltos en America.


19°) It's Only Rock And Roll (1974)

La era de Mick Taylor fue la mas brillante y prolifica de la historia de los Rolling Stones. Pero en su final encontró un punto bajo, en parte porque Keith Richards ya estaba bastante cansado del bueno de Mick y le saboteó todo el trabajo que podía. Aquí la banda empieza a buscar mantener el "sonido Stones" y lo logra sobradamente en su primera mitad. Con un arranque demoledor junto a "If You Can't Rock Me", "Ain't Too Proud To Beg" y el tema quintaessential de la discografía Stone "It's Only Rock And Roll" y ademas incluyendo la maravillosa "Time Waits For No One" donde Taylor se despachó con un solo de antología. Ron Wood ya estaba llevando sus cosas al campamento Stone, así arrancando una nueva era para la banda.




18°) 12 X 5 (1965)


El 2do disco de los Stones (o el 4to contando ambas ediciones de USA y UK)  era, como bien indicaba su titulo, una tirada de 12 canciones interpretadas por los 5 Stones (mas el bueno de Ian Stewart en el piano y el órgano) y que incluye las primeras composiciones originales de los Stones (poco memorables desde ya). Lo que termina sobresaliendo de este disco es lo muy buena banda de Rock y Blues que eran los Stones a tan joven edad y lo bien que se llevaban con la música negra americana (evidenciada en versiones devastadoras de "Time Is On My Side" y "It's All Over Now") pero todavía le falta algo de identidad a la banda, que se empezaría a ver en unos discos.


17°) Now! (1965)

Los Stones eran un gran gran boom para 1965, así que sacaron CUATRO discos ese mismo año. "Now!" es el que cierra una etapa de los Stones. La etapa inicial, donde la banda se resguardaba en covers y unos pocos originales.
Aquí sigue habiendo grandes versión de bluses y rocarroles (hicieron suya "Little Red Rooster" con un trabajo de Slide magistrla de Brian Jones), mientras que los Stones firman su primer gran clásico propio, la balada soul "Heart Of Stone", una gran muestra de lo bien curtido en R&B que estaba la banda. A partir de aquí, la banda crecería exponencialmente por casi una década.




16°) Black And Blue (1976)

Con la salida de Mick Taylor, una gran cantidad de postulantes se ofrecieron a ser el nuevo compañero de Keith Richards en las guitarras. Y los Stones no tuvieron mejor idea que audicionarlos mientras grababan su nuevo disco. Jeff Beck, Rory Gallagher, Steve Marriott, Peter Frampton, Mick Ronson, Leslie West, Chris Spedding, Wilko Johnson y Roy Buchanan probaron suerte para el puesto pero el ganador fue el bueno de Ronnie Wood, quién venía coqueteando desde 1973 con la idea de sumarse a la banda. Además, Harvey Mandel y Wayne Perkins pusieron solos en algunas canciones del disco.
La incorporación mas rutilante de la banda para este disco, sin embargo, es el gran Billy Preston quien está en 5 de las 8 canciones del disco, e inspiró algunas de las canciones del disco.
Dentro del disco, nos encontramos a unos Stones bastante variados y que se nota que improvisaron varias de las canciones.  Con coqueteos muy logrados con el funk ("Hot Stuff", "Hey Negrita"), espectaculares baladas ("Memory Motel" y "Fool To Cry", quizá de las mejores que hayan compuesto la banda) y algunas incursiones con el jazz ("Melody"), Reggae ("Cherry Oh Baby") y pequeñas dosis de rock ("Hand Of Fate" y "Crazy Mama"). Es un disco "loosely" por momentos, que tiene momentos fuertes, pero termina sufriendo la falta de un hit stoniano clásico.



15°) Voodoo Lounge (1994)

Cuando a fines de los 80's, Mick Jagger y Keith Richards revivieron su eterna amistad, los Stones estaban decididos a volver a conquistar el mundo ooooootra vez. "Steel Wheels" les limpió el polvo que juntaban desde "Some Girls", pero en su siguiente disco, Mick Jagger tenía decidido salirle a competir directo a popes como Kurt Cobain, Axl Rose o Liam Gallagher.
"Voodoo Lounge", con la producción del bueno de Don Was, le da un sonido sexual, peligroso y lleno de vida a la banda como no lo tenía desde... "Some Girls" justamente.
A pesar de pecar de largo (una constante de los disco de los Stones desde aquí en adelante) y de no tener todos los momentos de "Steel Wheels", aquí los Stones beben de lo mejor de los últimos discos solistas de sus jefes ("Wandering Spirit" y "Main Offender") y tiene un ataque demoledor en el arranque con la hipersexual "Love Is Strong", la demoledora "You Got Me Rocking" y la adictiva "Spark Will Fly". Y a esta altura, la ausencia de Bill Wyman ni se notaba (Wyman dejó la banda tras grabar los 2 singles que irían puestos en el gran "Flashpoint" -"Hardwire" y "Sex Drive"-).
Un momento de respiro con una tanda de baladas y medio tiempos donde se destacan la bellisima "Out Of Tears" y la encantandora "The Worst", con la firma de Keef.
En la 2da parte del disco, el rock vuelve con "I Go Wild" y "Brand New Car", los Stones se reencuentran con su amor por el country en "Sweethearts Together" y  un poco logrado coqueteo funky con "Suck On The Jugular". Pero lo mejor de esa parte viene de nuevo de la mano de Keef con la bestial "Thru And Thru", uno de los mejores cantados por el guitarrista, y "Blinded By Rainbows", la balada Stone mas encantadora desde "Beast Of Burden". "Mean Disposition" cierra el disco a todo trapo, mostrando que los Stones todavía se podian codear con los jovenes y que viejos... son los trapos.


14°) England's Newest Hitmakers (1964)

Con un titulo que todos esperarian de ellos, Los Rolling Stones se dieron a conocer al mundo con toda su desfachatez a cuesta. La banda formada por Brian Jones, Mick Jagger, Keith Richards, Bill Wyman, Charlie Watts y el agregado de Ian "Stu" Stewart en los teclados se presentaban como los chicos malos del reino unidos y que eran ferviente amantes del Blues y la música americana.
Aquí podemos apreciar alguna de las mejores versiones de la banda ("Not Fade Away", "I Just Want To Make Love With You", "Route 66", "Carol") y algunas escondidas gemas originales como la espectacular "Little By Little". UN debut un tanto subvalorado en el mundo de la música, pero que pinta a la perfección como se venian los que entonces aspiraban a ser la banda de rock mas grande del mundo.




13°) Blue & Lonesome (2016)

Fresquisimo, salido hace unos dias, el último disco de sus satanicas majestades se ubica bastante alto en la  tabla de su discografía para sorpresas de mucho. Los Stones todos sobrepasan los 70 años, con las vidas que ya todos saben que tuvieron (incluyendo consumo de TODO lo que está prohibido  hasta caidas de un coco (!) o suicidio de una esposa) pero cuando uno creía que le habían puesto fin a su carrera, en 2012 iniciaron un nuevo regreso celebrando sus 50 años (y sacando 2 lindos temas nuevos como "Doom & Gloom" y "One More Shot"), metieron conciertos multitudinarios, giras por todo el mundo y de la nada, en 2016 anunciaron que grabaron un disco nuevo en apenas 3 dias (!).
"Blue & Lonesome" es el disco que muestra mas vital a la banda desde "Some Girls". Ayudada por sus habituales colaboradores (Darryl Jones al bajo y Chuck Leavell en los teclados) mas el toque maestro del gran Eric Clapton en un par de temas, los Stones se vuelcan a su gran amor: el Blues y contra todos los pronosticos, Mick Jagger se roba el spotlight. Cuando uno esperaba a un Richards mas protagonista, junto a Woody, Jagger da la performance vocal de su vida a lo largo de 12 canciones y una ejecución magistral de la armónica, como para recordar lo muy bueno que es con el instrumento.
12 versiones aplastantes de todo tipo de Blues desfilan en un disco espectacular, con Keef y Ronnie  marcando el clima con unas descomunales lineas de guitarras y un Charlie Watts implacable en el ritmo. Los Stones estan mas vivos que nunca, y se preparan para reconquistar el mundo una vez mas.


12°) A Bigger Bang (2005)

El último disco de material original de los Stones (hasta la fecha, porque esta anunciado un nuevo disco para 2017)  es un trabajo bastante impresivo que realmente logra lo que los Stones fallaron en otros discos: Recrear el sonido Stones ("It's Only Rock And Roll"), volver a sonar crudos y rockeros ("Dirty Work") y sonar modernos ("Undercover" y "Bridges To Babylon"). La producción de Don Was da en el clavo una vez mas y el resultado es incluso superior al obtenido en "Voodoo Lounge".
"A Bigger Bang" peca de largo igual que sus 2 antecesores, pero aquí no hay un solo momento flojo y son realmente fuertes, compensando así también no tener los momentazos de "Voodoo Lounge" o "Steel Wheels". También se siente un poco la ausencia de Ronnie Wood, siendo un disco mucho mas de Jagger y Richards, con exquisitas baladas ("Street Of Love", "This Place Is Empty", "Biggest Mistake"), trepidantes numeros funky bailables (la irresistible "Rain Fall Down", "Look What The Cat Dragged In"), sinuosos numeros bluseros ("Back Off My Hand") y por supuesto, furiosos rockers peligrosos y excitantes ("Rough Justice", "Oh No, Not You Again", "Dangerous Beauty"). Incluso podriamos sumar la rutera "Don't Stop" que fue single unos años antes para el Forty Licks Tour. Si este fuera el final de los Stones como compositores, sería un gran final, pero por suerte se nos viene un capitulo mas pronto.



11°) Steel Wheels (1989)

Como en las mejores parejas, Mick Jagger y Keith Richards atravesaron una crisis violentisima a mediados y fines de los ochentosas. Se dieron con de todo, mas de una vez terminaron al borde de las piñas y cortaron comunicación entre ellos. Los Stones estaban en coma 4, pero un buen día, tras el fracaso total del 2do disco solista de Jagger y el exitazo del hermoso "Talk Is Cheap" de Keef, la dupla se tomó un viaje de reconciliación en las Bahamas y de ahí revivieron a los Rolling Stones.
"Steel Wheels" es el intento bien hecho de todo lo que salió mal en "Dirty Work". Son los Stones siendo los Stones, rockeando y ajustado a los tiempos que corren. Los riffs de Richards vuelven a tomar color, los estribillos vuelven a ser memorables y la banda está bastante ajustada.
"Sad Sad Sad" arremete rimbombante como los mejores openers de los Stones, mientras que "Mixed Emotions" es un nuevo himno stone, con Jagger y Richards compartiendo microfono para el estribillo como en las viejas épocas. "Terrifying" es esos tracks sinuosos y sensuales que le encantan a Jagger, con exquisitos punteos y groove irresistible.
"Hold On For That" y "Hearts For Sale" traen sabor blusero y rockero al combo, con gancho comercial. Puro Stone, como la encantadora "Blinded By Love", numero semi country acustico y maravilloso.
"Rock And A Hard Place" nos vuelve a sacudir con unos Stones tremendamente vibrantes en las guitarras , "Almost Hear You Sigh" es una balada encantadora, "Continental Drift" da un toque exotico con ritmos tribales y teclados, mientras que "Break The Spell" da el toque de blues mas puro. Pero la estrella de este lado del disco es Keef con sus 2 gemas "Can't Be Seen" y "Slipping Away", mostrando por el gran momento compositivo que estaba pasando. Un clásico poco valorado en los anales de la banda.


10°) Tattoo You (1981)

El siempre tan mentado último gran disco de los Stones es, extrañamente, un compilado de leftovers revisitados por la banda porque no le daban los tiempos para sentarse a componer y hacer una gira.
"Tattoo You" prueba 2 cosas: Que los leftovers de los Stones son mejor que la discografía de muchas bandas. Y que la banda cuando aplica su libreto es implacable.
Tomando cosas que sobraron de "Goats Head Soup", "Black And Blue", "Some Girls" y "Emotional Rescue", la banda decidió dividir el disco en un lado rockero y otro en un lado de baladas. El resultado fue demoledor. "Start Me Up" es la canción Stone por excelencia, hace historia desde el segundo uno con ese riff glorioso de Keith Richards. "Hang Fire" es sumamente irresistible, mientras que "Black Limousine" y "Neighbours" son crudas y crujientes. "Little T&A" es el pequeño rocanrroll que suele meter Keef, y obvio que aquí le sale delicioso. "Slave" es quizá la mejor incursión al Reggae que tuvo la banda, con Jam incluído.
El lado de baladas flaquea un poco con las poco inspiradas "Heaven" y "No Use In Crying", pero deja 3 gemas para el recuerdo en el imaginario Stone: "Worried About You" y "Tops" (con guitarras de Mick Taylor" y un falsete descomunal de Jagger) y "Waiting On A Friend", el himno a la amistad de Mick y Keef, con su icónico video y un solo de saxo para el recuerdo, cortesía de Sonny Rollins.
Los Stones ponian fin a su etapa clásica reconquistando el mundo. Cosa que no sería la última vez que hicieran.



9°) Goats Head Soup (1973)

Después de grabar la seguidilla de discos mas iconicas de todos los tiempos, los Stones tenían que seguir la dificil situación de superar 4 trabajos perfectos. No se suele valorar los sobrantes de la era Taylor como corresponde, en especial esta hermosa pieza musical de estrafalario nombre y rara portada.
"Goats Head Soup" es la gema perdida de su discografía. Es un disco donde los Stones se diversifican como nunca antes (sacando el ultra fallido "Their Satanics Majesties Request"). Hay primeros coqueteos con ritmos funkys/bailables, hay monstruosas baladas, hay incursiones en el Reggae (producto de que se grabó en Jamaica, uno de los muy pocos países en el mundo donde Keith Richards era bievenido) y por supuesto, hay descarnado blues y vicioso rock and roll cargado de sexualidad. Pero lo mas llamativo del disco es el toque oscuro que cubre todo el disco.
"Dancing With Mr. D" ya te situa en esa aura turbia, con un ardiente ritmo y unas guitarras que suenan irresistibles con el ritmo. "100  Years Ago" continua la onda, pero en formato mas blusero, con un Mick Taylor exorbitante. "Coming Down Again" nos muestra a Keef relatando su vida de yonki con un mediotiempo maravilloso. "Doo Doo Doo Doo Doo (Heartbreaker)" nos muestra a los Stones mas crudos, heavys y peligroso, con un Mick Taylor sodomizando su pedal wah wah y haciendo cosas demenciales con su guitarra en el mejor tema del disco, con una soberbia interpretación de Jagger.
"Angie", sin embargo, se llevó todos los flashes porque es LA balada por excelencia de los Rolling Stones. Una exquisita pieza acustica, con el piano aterciopelado de Nicky Hopkins, unos magistrales arreglos de cuerda y guitarras deliciosas de Keef y Taylor.  En Esa onda también nos encontramos la encantadora "Winter" con el mejor solo de Taylor en el disco y una sentida interpretación de Jagger.
"Hide Your Love" y "Silver Train" se llevan las posturas mas bluesy, mientras que el Reggae llega al mundo Stone con "Can You Hear The Music". El cierre con la ChuckBerryesca "Star Star", nos sacia las ganas de rockear con todo.  Este disco marcaría el fin de la asociación con Jimmy Miller y el inicio de una larga decadencia persona de los miembros de la banda.



8°) Out Of Our Heads (1965)

El despegue de los Stones se dio con esta maravilla de disco, donde la banda logra potenciar su calidad compositiva y empezar a despegar en América con singles propios.
Con un grueso de maravilloso covers de canciones soul, el disco resalta por tener la canción mas iconica de la banda "(I Can't Get No) Satisfaction" y el brillante single "The Last Time". Aquí los Stones mutan de ser una banda que hace versiones de Blues de Chicago y Rockabilly, a una banda propiamente dicha, con personalidad y guitarras mas de la época. Con el exito asegurado, los Stones darían el salto definitivo a la consagración musical con su siguiente disco



7°) Between The Buttons (1967)

En la absurda dicotomía Beatles-Stones se le suele pegar a los Stones por no tener la sensibilidad POP de los de Liverpool. Nada mas lejano que eso, porque en 1967, antes de desbarrancar en la psicodelia, los Stones graba uno de los mejores discos de Pop Rock de todos los tiempos.
Con un Brian Jones en su mejor momento como músico, y con Jagger/Richards cada vez mas afianzados como dupla compositiva, los Stones se embeben de sus contemporaneos y les sale un disco descomunalmente britanico.
La magnifica "Let's Spend The Night Together" mezclando dulces melodias con la polémica que los caracterizabas, mientras que "Ruby Tuesday" quizá sea la canción pop definitiva, el piano está omnipresente en todos los temas y cada melodia es memorable e infernalmente pegadiza como se puede apreciar en "Yesterday's Papers", "Connection", "She Smiled Sweety", "Complicated", "My Obsession" o "All Sold Out" (los Pixies deben unas cosas o dos a esta canción).
Los Stones son Rock y Blues cachondo, pero con Brian Jones inspirados, podian crear las mas maravillosas melodias pops edulcoradas.


6°) Aftermath (1966)

Tras  pegarla con un tema propio como fue "Satisfaction", los Stones se animaron y crearon su primer disco con todas composiciones propias. Y realmente demostraron ser mucho mas que una competente banda que hacia covers de blues, rock y soul. Con un Brian Jones pletorico, haciendo gala de su multi-instrumentismo (tocando desde una sitar hasta un dulcimer, pasando por una marimba (!!)). Los Stones se meten con sonidos mas complejos y distintos, y salen muy aireosos.
La magistral y oscura "Paint It Black", la encantandora "Mother's Little Helper", los hermosos pasajes folkies de "Lady Jane" y "I Am Waiting", la maravillosa y jazzistica "Under My Thumb", la brillante "Out Of Time" muestra a los Stone en una vena no imaginada un año atras. Por supuesto el Rock y el Blues sigue presente, como el la brillante "Flight 505", "Doncha Bother Me", "Think" y por supuesto "Going Home", el tema que rompió los parametros de la música popular. 11 minutos de un jam que cambió al rock, mas por su duración que por su contenido.
Los Stones mostraban al mundo que eran mucho mas que los chicos malos, y a partir de acá pasarian algo verdaderamente mas grande.


5°) Some Girls (1978)

Explosión Punk en Inglaterra. Los pobres tipos de Johnny Rotten y Sid Vicious se pululaban por las televisión inglesa pidiendo el fin de "dinosaurios" en el rock como Led Zeppelin, Queen o los propios Stones. Mientras que los otros 2 estaban en el top de sus juegos, los Stones estaban en una decadencia notable tras tocar 2 picos.
Con la ida del notable Mick Taylor, un Mick Jagger mas inmerso en su vida social que en la banda y un Keith Richards en el pico de su adicción con las drogas, la banda se despedazaba mientras Wyman y Watts observaban con su habitual tranquilidad. Por suerte la llegada definitiva de Ronnie Wood traería el aire que estaban esperando. Con Jagger tocando la guitarra y llevando la fuerza creativa del disco, los Stones firman su última obra maestra, pateando a todas las nuevas tendencias musicales y demostrando porque son los mas grandes.
"Some Girls" arranca abrazando las tendencias disco con la demencial "Miss You", un riff inolvidable , el solo abrasivo de Saxo de Mel Collins, y el falsete de Jagger brillante como nunca, y termina dandole el middle finger a la juventud punk con la salvaje "Shattered". En el medio, una exhibición de Rock stoniano crudisimo y que reflejaba como nadie la New York de la época. Con Woody trayendo el sonido Faces (sumado también Ian McLagan en los teclados!), mas un Keith Richards tirando pequeñas muestras de su genialidad, los Stones nos regalan algunos de sus mejores rocanrroles como lo son "When The Whip Comes Down", "Lies", "Respectable" y una de las mejores canciones compuestas por Keef: "Before They Make Me Run".
El blues no deja de estar presente con el infame title track (con un trabajo de Armónica esplendido de Sugar Blue) y la banda revisita su lado country en la encantadora "Far Away Eyes".
El encantador cover de "Just My Imagination" le da algo de calma al disco, pero los flashes se los lleva "Beast Of Burden", el medio tiempo mas encantador que haya hecho la banda, con las guitarras esplendidas de Keef y un Jagger magnifico en la voz.
La edición de 2011 solo realza al disco, con muy buenos bonus tracks, con Ian Stewart mas presente aportando su piano honky tonk. El punto mas alto de la era Woods.



4°) Beggars Banquet (1968)

Los Stones no pudieron acoplar con la Psicodelia, así que decidieron volver a lo que realmente les salia del alma: El Rock y el Blues. En este disco daban inicio a su leyenda, que crecería solamente mas desde acá.
"Beggars Banquet" es quizá el disco mas blusero de los Stones, y es el último disco que Brian Jones graba con la banda. Ya bastante alejado por sus demonios internos, el talentoso músico era un ente que se pasaba por el estudio preguntandole a Jagger si podia aportar algo.
La ausencia de Jones hizo que los Stones empezaran a contratar músicos de estudios, como el enorme Nicky Hopkins, y que se le diera la producción al bueno de Jimmy Miller, quién sería el tipo que mejor le sacaría jugo a la banda.
Keith Richards se carga el grueso de las guitarras aquí, empezando a utilizar algo que se haría clásico en la banda: El colchón acústico a sus brillantes riffs. El gran trabajo acústico se puede ver a la perfección en "No Expectations" (con un Slide descomunal de Brian Jones, en su último gran aporte en la banda), el maravilloso blues de "Parachute Woman", la Dylanesca "Jig-Saw Puzzle", los pasajes mas Folk y Country del disco como "Dear Doctor". "Prodigal Son" y "Factory Girl", y por supuesto "Street Fighting Man", un clásico instantaneo, con guitarras que llaman al apocalipsis. "Salth Of The Earth" las incluye, pero menos notable, ya que la canción se resguarda en un sentimental dueto entre Keef y Mick, pidiendo una ayuda por un mundo que se cae a pedazo en un gospel estelar.

Parrafo aparte se merecen "Stray Cat Blues", "Jumpin Jack Flasj" y "Simpathy For The Devil". El primero el blues mas sexual y descarnizado que hayan cantado los Stones, con un Jagger desbocado, destilando sexualidad y las guitarras de Keef clavandose como puñales.
El 2do, un single adicitvo, con el mejor riff que haya sacando de sus manos Keith Richards y con una fuerza demoledora, como no tiene ningun otro tema de la banda.
Y el 3ro, es uno de las obras maestras mas grandes de la historia de la música. La introducción llevandote al mismisimo averno, con Jagger oficiando de Lucifer y Richards (quien toca el magistral bajo oído en la canción) de verdugo con esas descargas electricas que te erizan la piel, las percusiones que te derivan a la locura y los "woo-woo" creando la tensión chamanica. Una joya que dio inicio a la mejor época de los Stones, una época que pocas o ninguna banda pudo igualar.




3°) Exile On Main St (1972)


Tengo ganas de ser polémico (?), pero realmente "Exile On Main St" no es el opus máximo de los Stones. Es uno de los discos mas grandes de la historia, es un album 10 puntos, pero Jagger y Richards han escrito un mejor conjunto de canciones, y eso habla muy bien de ellos.
Escapando del fisco ingles, los Stones encuentran un sucucho en Francia donde se llevan a toda su troupe (y sus drogas) a grabar el disco que sucediera a "Sticky Fingers". Entre pase y pase, los Stones grabaron una obra inconmensurable.
"Exile On Main St" es el único disco doble de los Stones y es una obra que se comprenden en 4 partes, una por cada lado de los vinilos: Uno de Rock, otro de Country, otro de Blues y otro de Soul.
El lado de Rock se lleva todos los flashes con el mejor opener que los Stones hayan tenido en un disco: "Rock Off", con esas guitarras brillantes y el pianito adictivo de Nicky Hopkins. Las salvajes "Casino Boogie" y "Shake Your Hips", con sendos solos del enorme Bobby Keys. y por supuesto "Tumbling Dice", la canción mas Stone de todas, la que tiene el ADN de la banda. Una obra de arte.
El lado Country es quizá lo mejor, no solo de los Stones, sino de su genero. Con un Jagger dando pasionales interpretaciones, especialmente en "Sweet Virginia" y "Loving Cup". Por otro lado "Torn And Frayed" y "Sweet Black Angel" acompañan muy bien, manteniendo un hermoso maridaje entre las voces de Keef y Mick.
El lado Blusero le empieza dar lugar para deslumbrar al gran Mick Taylor, aunque el que arremete primero es Keef con su canción insignia "Happy", donde todo el grupo brilla. "Turd On The Run" parece escapada del otro lado, con un aire bien Country pero inmediatemente "Ventilator Blues" (el único credito que recibió Taylor en los Stones) nos devuelven al Delta de Chicago, mas pantanoso que nunca.  "I Just Want To See Your Face" es el tema menos logrado del disco, que no rescata nada, pero después "Let It Loose" remedia todos los males trayendo los aires Soul y una interpretación magistral de toda la banda.
Justamente el lado Soul trae el Rock de nuevo con la trepidante "All Down The Line", con un Taylor alucinante en el Slide, mientras que el cover de Robert Johnson "Stop Breaking Down" devuelve el Blues mas crudo, con Jagger brillando en la armónica, pero el final si desprende puro soul y gospel con la extraordinaria "Shine A Light", adornada con el toque del maestro Billy Preston y un solo para la historia del blondo guitarrista del combo,y "Soul Survivor", a puro coro gospel de negrazonas y Slides que son una caricia al alma.
El disco extra de nuevo material que se agregó, con "Plundered My Soul" a la cabeza, riza el rizo en un trabajo impecale, que en conjunto quizá sea lo mejor que haya grabado una banda, pero en su hora de duración no es tan fuerte y contundente como sus antecesores que analizaremos a continuación.


2°) Sticky Fingers (1971)

El primer disco pleno junto a Mick Taylor es el disco ideal para entrar a descubrir los Rolling Stones. Todos los condimentos de la banda se encuentran acá. Y de la era Jimmy Miller es el mas rockero de todos.
Arrancando con el jubilo rockero de "Brown Sugar", uno de los temas insignia de la banda, con el enesimo riff matador de Keef, un Jagger desbocado y por supuesto, el inolvidable solo de Saxo del gran Bobby Keys, una de las estrellas de este disco.
"Sway" baja los tiempos un poco y le da lugar para la primera genialidad de Mick Taylor en la banda, con un solo conmovedor, y las cosas siguen clamas pero demenciales con "Wild Horses", el mejor numero acústico de los Stones, con un trabajo brillante de las guitarras y un estribillo que eriza hasta al mas insensible.
"Can't You Hear Me Knocking" es la canción que le dio sentido a los Black Crowes, gracias a un riff brillante de Richards y una gran labor de Jagger que se termina fundiendo en un jam extraordinario entre Mick Taylor, Nicky Hopkins y Bobby Keys, un extasis musical de mas de 7 minutos.
"You Gotta Move" es el único cover del disco, un blues acústico de poco mas de 2 minutos, que termina sobrando en la inmensidad del disco.
Por suerte "Bitch" limpia todos los sinsabores con su Hard Rock desbocante y agresivo, con el mejor Jagger, y con un Keef afiladisimo en los solos. "I Got The Blues" vuelve a traer calma en la tormenta con la irrupción de un exquisito Billy Preston en el Hammond.
"Sister Morphine" y "Dead Flowers" le proporcionan el momento country al disco. La primera con un extraordinario trabajo Slide de Ry Cooder y la 2da siendo un himno de la banda sobre su turbulenta época con las drogas, con un estribillo para el recuerdo.
El disco cierra mostrando a la banda con su sensibilidad soul en "Moonlight Mile", con un Mick Taylor en su salsa y Jagger dando catedra en lo vocal, con una interpretación angelical que armoniza a la perfección con el conmovedor arreglo de cuerdas de la canción. El disco mas Stone de todos.


1°) Let It Bleed (1969)

Es simple: El mejor disco de los Rolling Stones es el mejor disco de Keith Richards. Quizá hasta sea uno de los mejores discos de un guitarrista en la historia de la música.  Keef hace TODO en "Let It Bleed", TODO. Brian Jones ya estaba ido de la banda y Mick Taylor recién se sumaba, por lo que la casi totalidad de las guitarras del disco son de Richards.
"Let It Bleed" es un disco con un sonido apocaliptico, propio de la época y que Keef supo como musicalizar las letras de Jagger. "Gimme Shelter"abre el disco con un grito de ayuda desesperado, musicalizado por el riff magistral de Richards, la mejor intro de la historia del Rock y un duento único e inigualable entre Mick y la gran Merry Clayton. El solo de KR riza el rizo y hace de esta la mejor canción de la historia de la banda.
"Love In Vain" es un logrado cover de Robert Johnson, con guitarras acústicas, fiddle, la mandolina de Ry Cooder y un delicioso Slide que le da un sabor mas Country. En "Country Honk", los Stones adaptan su descomunal single "Honky Tonk Women" (un clásico con su campana y su estribillo revienta estadios) a una vena mucho mas Folk/Country y calma que queda deliciosa, ademas incluye la primera participación de Mick Taylor en la banda con un Slide. La 2da incursión de Taylor sería en la libidinosa "Live With Me", descomunal canción de puro rock, con Nicky Hopkins y Leon Russell batiendose a un duelo de pianistas, con Keef en el bajo y la fulgurante aparición de Bobby Keys en el saxo.
El title track es el clásico olvidado de la discografía Stone, con un Slide descomunal de Richards, quién construye con una acústica y luego realiza furiosos punteos electricos en un final apoteosico junto al soberbio piano del bueno de Ian Stewart.
La 2da parte del disco arranca con la mejor incursión de los Stones en un blues: "Midnight Rambler" es donde Jagger mas destaca, desatado, llevando a la perfección el personaje y con una performance envidiable en la armónica, mientras Keef se bate a duelo a si mismo en un jam inolvidable, que incluye una de los últimos aportes de Brian Jones a la banda, tocando las congas.  El último aporte del fundador de la banda sería en la siguiente canción "You Got The Silver", la primera que Keef canta en soledad, una conmovedora baladita country donde Jones participa tocan un autoharp.
El final es con todo, "Monkey Man" lleva el sonido apocaliptico a morir, con un erizante pianito de Hopkins, un slide de Richards asesino y Jagger dando su mejor performance vocal, con su garganta dando todo en ese final donde parece que es manipulado por el mismo satanas. Y "You Can't Always Get What You Want" cierra el disco a pura clase, con una lección de soul y Gospel y un mensaje esperanzador. El coro angelical, que acompaña al desnudo comienzo de la canción y se funde en un animado outro con un gran trabajo de Al Kooper en los teclados.
La obra maestra de Keith Richards fue el punto mas alto de los Stones, nunca estuvo tan brillante nuestro héroe de la Telecaster. Y creemos que nunca lo volverá a estar así, aunque nunca se sabe que depare el nuevo disco de sus majestades satanicas, dispuestas a no dejar su trono como los mas grandes de la historia del Rock.


No hay comentarios.: