jueves, 19 de enero de 2017

Análisis de Discografías (De lo Peor a lo Mejor) - Capitulo 9: Rainbow

Retomamos nuestra tarea de analizar sesudamente las discografía de las grandes bandas que han pasado por este blog. Esta vez toca el turno de entrar al mundo fanstastico de los Rainbow de Ritchie Blackmore y sus multiples etapas. Acompañenos en este camino de fantasias, hadas, dragones, castillos, AOR y Graham Bonnet a lo largo de los 8 discos del Arcoiris del Richar.

8°) Bent Out The Shape (1983)

El último disco de Rainbow en la era Turner es un disco que peca de comercial. Tras haber logrado conquistar Estados Unidos, Blackmore decidió acentuar el AOR en el grupo con mas baladas y piezas melodicas que los rockers por los que se caracterizó toda su carrera. Si bien en ocasiones funciona magistralmente como "Can't Let You Go" y "Street Of Dreams", la falta de Roger Glover en la composición se termina notando ya que Turner apenas podía escribir letras decentes. Sin embargo, los momentos mas fuertes son cuando Blackmore se dedica a rockear con la banda atras como en "Stranded" o "Drinking With The Devil". Inteligente como es, Ritchie vio que la naranja ya no daba jugos y meses después disolvería la banda para retornar a Deep Purple.



7°) Difficult To Cure (1981)

Tras encontrar la line-up que según él hubiera sido tan grande como Led Zeppelin, Ritchie Blackmore vio como su sueño de conquistar America se desmoronaba cuando Cozy Powell se alejaba de la banda por los tintes comerciales que había adoptado y cuando se cansó de soportar al bueno de Graham Bonnet y su ebriedad y lo hizo salir del grupo en plenas sesiones de este album. Con Bobby Rondinelli en la batería, Blackmore y Glover encontraron el reemplazo a Bonnet: Joe Lynn Turner, el vocalista de Fandango, que tenía un registro simil al de Lou Gramm de Foreigner y a Paul Rodgers, una de las obsesiones del Man in Black. 
La movida terminó saliendo bastante bien, ya que Rainbow consiguió nuevo suceso en USA con otro cover de Russ Ballard "I Surrender". Pero el disco en sí carece de momentos fuertes y la producción suena muy mal añejada, de hecho solo destaca en los singles "Can't Happen Here" y "Spotlight Kid" (la mejor canción de la era Turner). También hay instrumentales innecesariamentes largos, insostenible para un disco que busca conquistar el mercado (Por mas buena e iconica que sea la relectura que hicieron Blackmore y Airey de la 9na sinfonía de Beethoven). Quizá con Bonnet hubiera sido un gran disco y la idea sería otra, pero el material ya no era tan bueno como en "Down To Earth".



6°) Straight Between The Eyes (1982)

Tras lograr unos cimientos gracias a "I Surrender", Blackmore y Rainbow estaban dispuestos a lograr conquistar el mercado americano con su siguiente año. Suplantando a Don Airey con el genial David Rosenthal en los teclados, la Era Turner encuentra su pico de rendimiento en su 2do disco.
"Straight Between The Eyes" es el disco donde Blackmore logra rockear, generar apatía comercial y mantener el sonido con el que creo Rainbow. Todas las canciones suenas ajustadas y precisas, sus riffs son matadores y está en un momento monumental para los solos. Canciones como "Death Alley Driver", "Tearin' Out My Heart", "Power" o "MISS Mistreated", estan entre las mejores canciones de la banda, encima "Stone Cold" fue un enorme suceso en los charts, logrando por fin el anhelo de Blackmore de volver a ser una estrella en America. Seguiría exitosisimos tour, los cuales Blackmore usaría de trampolín para el retorno de Deep Purple en 1984,




5°) Strange In Us All (1995)

El último disco hasta la fecha de Rainbow, encontraba a nuestro héroe de negro saliendo de Deep Purple tras una insostenible pelea con Ian Gillan y reformando su antigua banda con totales desconocidos como Greg Smith al bajo, Paul Morris a los teclados, John O'Reilly a la batería y Doogie White como cantante, ademas del agregado de su flamante esposa, Candice Night como corista.
Aquí Blackmore no persigue el sonido comercial (no tenía sentido ya que estaba en plena época del Grunge), por lo que decide usar el sonido mas clásico de Rainbow, aunque con la épica mas liviana que en la época de Dio. El resultado es espectacular: Ritchie está en llamas todo el disco, metiendo riff, licks, solos y guitarrazos espectaculares, realmente memorables. Doogie White hace un muy buen trabajo en el disco, dotando de frescura a unas canciones que lamentablemente no han alcanzado el status que merecen en el colectivo imaginario como es el caso de "Black Masquerade", "Ariel", "Hunting Humans (Insatiable)" o "Stand And Fight"
Tras el album llegarían 2 años de tour mundial, un fallido intento de reunión de la alineación con Dio y Powell y el recluimiento de Blackmore por casi 20 años en su proyecto renacentista "Blackmore's Night". Será este el último disco de Rainbow? La nueva reunión no parece dar indicios de nueva música, pero si Ritchie es algo, es impredecible. Cruzemos los dedos.



4°) Down To Earth (1979)

Si hay algo que no le sobra a Ritchie Blackmore son personas que lo aguanten por mucho, o que el tolere por mucho. Por eso no es de extrañar que Ronnie James Dio se fuera de Rainbow a 4 años de fundarse. Blackmore ya había apuntado al mercado americano como su prioridad y quería mover a la banda a un rock mas derecho y melodico, sacandole la épica de sus anteriores 3 discos. Eso molesto al pequeño gigante y pegó el portazo. De paso, para no perder la costumbre despidió a los pobres Bob Daisley y David Stone y al eterno productor Martin Birch. Amigandose con Roger Glover, lo trajo para producir el nuevo album y ayudarlo a componer el nuevo material. Tras ofrecerle a Ian Gillan el puesto, Blackmore terminó aceptando a Graham Bonnet como cantante a pesar de no gustarle para nada su manera de lucir, ya que tenía una voz de otro planeta. Con Don Airey ocupándose de los teclados y Glover agarrando el bajo de nuevo (tras un desfile de bajistas torturados por RB), Rainbow se había armado un line-up soñado para conquistar el mundo. 
"Down To Earth" fue un gran suceso en Europa y logró tener un mínimo impacto en America gracias a su sonido mas directo y menos místico. Canciones como "All Night Long", "Danger Zone" o "Makin' Love" son muestras del sonido que quería lograr Blackmore, pero también hay arrebatos del viejo Rainbow en "Eyes Of The World" o "Lost In Hollywood" y un detour blusero e intimista en "Love's No Friend", pero lo que logra cambiar el juego es el cover de Russ Ballard "Since You've Been Gone", el pie fundacional de la banda en America y el grna legado de Graham Bonnet en la música, con una performance arrasadora.
La Mk IV de Rainbow no duraría mucho mas que aquella gran actuación en el Monster Of Rock de 1980, pero dejaría una gran huella en la banda.



3°) Ritchie Blackmore's Rainbow (1975)

La Mk III de Deep Purple fue un suceso demencial de ventas y crítica, pero Ritchie Blackmore ya no toleraba a sus nuevos compañeros. Mas precisamente, no toleraba a Glenn Hughes y su influencia de música negra que puso en la banda y que cada vez se hacía mas presente, desterrando el poderio de riffs que el hombre de negro amaba. La gota que rebalsó el vaso fue que vetaran un cover que quería poner el Richar en "Stormbringer". Tras no poder hacer echar a Coverdale y/o Hughes, Blackmore anunció su salida tras la culminación del tour. Ritchie intentó llevarse a Coverdale con él, pero tras fracasar fijó sus ojos en la banda telonera de Purple hace unos años, ELF, con un talentoso cantante llamado Ronnie James Dio. El guitarrista purpura LITERALMENTE echó al guitarrista de ELF y agarró a Dio, el teclista Micky Lee Soule, el bajista Craig Gruber y el baterista Gary Driscoll para grabar un proyecto solista, componiendo junto a Ronnie.
"Ritchie Blackmore's Rainbow" tiene una gran cantidad de clásicos del Rock y de la banda como "Man On The Silver Mountain", "Catch The Rainbow", "Temple Of The King" o "Sixteenth Century Greensleeve", mas gemas como "Self Portrait" o el tan mentado cover "Black Sheep Of The Family". Pero el disco sufrío de una producción poco lucida que se notaría mas con los siguientes discos, ademas de no tener una banda muy a la altura de lo que buscaba Blackmore, donde el sonido sería demoledor.





2°) Long Live Rock 'N' Roll (1978)

Tras despegar gracias a su disco "Rising", Rainbow conquistaba el mercado Europeo y se hacía muy grande en el Reino Unido, por lo que trataría de afianzarla y buscar un poco el otro lado del charco en su 3er disco. Ya sin Jimmy Bain en el equipo (despedido porque Blackmore lo consideraba mediocre), Mark Clarke, ex Uriah Heep, se puso el buzo de nuevo bajista. El estilo fingerpicking de Clarke molestó bastante a Ritchie quien lo echó poco después de iniciar las sesiones y decidió grabar el mismo el bajo, excepto por 4 canciones donde contrataría al bueno de Bob Daisley para que grabara las 4 cuerdas. En los teclados, el sufrido Tony Carey recibía decenas de despidos diarios por parte de Blackmore hasta que un buen día fue definitivo y tras una larga busqueda, su puesto y el resto del trabajo cayó en cargo del no menos sufrido David Stone.
 "Long Live Rock 'N' Roll" es un disco mas directo que "Rising" y mas poderoso que el debut, reuniendo lo mejor de dos mundo, con actuaciones estelares de Dio, Blackmore y Cozy Powell, pero el disco se termina diluyendo al final con las 3 canciones menos destacables (aunque no dejen ser buenas), pero sus puntos fuertes son clásico invaluables del Metal como el title track, "Kill The King" y un romance de Blackmore con la cultura arabiga llamado "Gates Of Babylon o gemas como "L.A. Connection" o "Lady Of The Lake". Es el perfecto puente entre el Rainbow que amamos y el Rainbow que se hizo conocido.



1°) Rising (1976)

Luego de sacar su debut, de tener un razonable éxito y ver que había potencial, Blackmore despide a toda su banda excepto al cantante Ronnie James Dio y se arma un verdadero dream team para secundar en lo que ya era el grupo oficialmente conocido como Rainbow. El bajista Jimmy Bain, el talentosisimo tecladista Tony Carey y el ex baterista del Jeff Beck Group, Cozy Powell armaron la line-up y armaron en Londres uno de los albums mas sublimes y vitales de la historias.
"Rising" no solo es el techo musical y compositivo de Ronnie James Dio y Ritchie Blackmore, es el disco que redefinió el Heavy Metal y el Hard Rock, el que cambió el juego a algo mucho mas grande y que no pudo volver a ser igualado. Blackmore ya había logrado tocar el cielo con "Machine Head" y "Burn", pero acá estaba aún mas arriba.
"Tarot Woman" hizo las veces de opener demoledor, al estilo "Highway Star" y "Burn", dejandole lugar de lucimiento a Carey con una intro de Moog impresionante, que se fue perdiendo en el riff de Blackmore y en la descomunal actuación de Ronnie James Dio, ya formando su leyenda.
"Run With The Wolf" daba camino a algo mas blusero y que venía mas del trabajo de la Mk III de Purple (y que suena a una canción de Whitesnake), minetras que Starstruck es el track machacón y clásico instantaneo que Blackmore firmaba en cada disco. "Do You Close Your Eyes" es extrañamente simple, que podría haber sido firmada por AC/DC, pero con la potencia y epicismo que le daba Powell y Dio con sus instrumento.
Y aquí está la papa. "Stargazer" es quizá la mejor canción de la historia después de "Bohemian Rhapsody". No hay canción en el mundo que suene tan grandiosa e imponente como ella, ni siquiera Kashmir. Es la entrada inolvidable de batería de Cozy Powell, es el riff sismico de Ritchie y Carey con el Hammond, es el bajo de Jimmy Bain que late como el corazón de cada ser vivo, es la performance vocal de Ronnie James Dio, un rugido modulando bestialmente durante 8 minutos y medio y generando cotas de emoción y dramatismo mas allá del goosebumps, es el solo de Blackmore, quizá el mejor que haya hecho y es el final donde todo llega al summum y sentis que alcanzas el Nirvana.
Por si no fuera suficiente, "Rising" cierra con "A Light In The Black", un ejercicio de proto Thrash Metal con toda la banda con el pedal a fondo y batiendose en un duelo instrumental tremebundo. Rainbow fue breve e intermitente, pero su huella quedó indeleble en la historia del rock y la música, en parte por las 6 canciones que componen este disco.


No hay comentarios.: