jueves, 9 de febrero de 2017

Análisis de Discografías (De lo Peor a lo Mejor) - Capitulo 12: The Who

Hoy, en una nueva edición de "Analizando discografías porque me disconforman los rankings que leo", nos vamos a inducir en la retorcida obra de los Who. Pete Townshend logró en 11 discos armar un legado tan imponentes como el de sus contemporaneos, e incluso torearse con jovenes y mas fieras. Acompañenos en este viaje de operas rock, cultura Mod y un festival de riff monumentales y heroicos.

11°) Endless Wire

Si han tenido la fortuna de ver en vivo a The Who habrán comprobado que Daltrey, Townshend y cia pueden seguir pateando culos a pesar de tocar en slow motion y que Roger tuvo problemas con el autobronceante nivel Trump, pero en el estudio la cosa claramente no ha funcionado para el dueto. Pete Townshend perdió el toque en todos estos años y no pudo capitalizar todo su talento en el estudio para el siglo 21.
En "Endlesss Wire", uno escucha una banda vieja a la que no le da para hacer lo que está haciendo, amen que las composiciones carecen del gancho, del encanto o del power que tienen las grandes canciones de los Who. Ni siquiera el intento de opera rock llamado "Wire & Glass" logra levantar a esta obra, demostrando que el sonido Who solo funciona cuando los 4 están juntos nomas.




10°) It's Hard (1982)

El otro día hablamos de los titulos que grafican bien el momento en el que fueron grabados. y aquí los Who dan en la tecla con el titulo de su decima obra. Nadie estaba muy feliz de estar en los Who entonces. Roger Daltrey odiaba que la banda siguiera sin Keith Moon, y odiaba a su reemplazante, el bueno de Kenney Jones, quién sufría porque le demandaban ser como Keith Moon; John Entwistle atravesaba una crisis creativa y Pete Townshend no se hallaba en su banda.
Pero las presiones discograficas fueron mas y los Who tuvieron que grabar un nuevo disco, muy a su pesar.
En "It's Hard" podemos ver los dramas de la banda para insertarse en la nueva década, practicamente encontrando imposible poner su sonido en la new wave, y sufriendo de composiciones poco inspiradas. A pesar de todo, por momentos se logran buenos momentos dignos de destacar como el rocker "It's Your Turn", la brillante "I've Known No War", la poderosa "Cry If You Want", y por supuesto, el clásico "Eminence Front" con Pete a la voz y siendo la mas lograda en los nuevos sonidos.
Obviamente, la falta de Keith Moon termina afectando y el mal clima no ayudó al disco, pero hubiera sido interesante si la banda estaba enfocada y lista para seguir.



9°) Face Dances (1981)

Keith Moon murió un 7 de septiembe de 1978 y con él, los Who tal como los conocemos. El problema es que, a diferencia de Led Zeppelin con la muerte de John Bonham, los Who no podían detenerse. Estaban en un momento inmejorable: "Who Are You" vendía bien, el Punk no los había destruido, sino que los realzaron haciendo que el documental "The Kids Are Alright" y la pelicula de Quadrophenia sean grandes sucesos. Por eso, eligieron al bueno de Kenney Jones para suplantar a Moon y salir de gira en 1979, ademas del agregado del bueno de John Bundrick en los teclados para engrosar el sonido de la banda. Un trágico concierto en Cincinatti que dejó 11 muertos fue el chivo expiatorio ideal para parar. Daltrey se dedicaría a la actuación, Entwistle se recluiría de la música y Twonshend combatiría sus adicciones al alcohol y las drogas haciendo discos solista con un sorprendente éxito con el disco "Empty Glasses" en 1980.
Un poco mas sobrio, Townshend decidió ingresar de nuevo al estudio con los Who y grabar un nuevo disco, el primero sin Keith Moon.
"Face Dances" muestra a los Who tratando de insertarse en los 80's sin mucho suceso. Su sonido caracteristico no termina de encajar en la nueva década, y la ausencia de Moon pesa demasiado. A pesar de eso, Townshend logra meter algunos buenos temas, incluyendo el clásico "You Better You Bet", ademas de tener colaboraciones muy buenas de John Entwistle como son "You" y "The Quiet One". Pero como dijimos anteriormente, sin todos los componentes, los Who no lograr conectar su mejor faceta.



8°) Who Are You (1978)

A veces las apariencias engañan.  Y acá hay un caso mas que iconico. Detras del ultra clásico que da nombre al disco, de la iconica portada, del suceso comercial y de la mística que rodea que sea el último disco donde toca Keith Moon, en "Who Are You" encontramos la peor versión de la banda original. Y eso se puede explicar un poco repasando la caotica sesión de grabación.
En un lapso de 3 años entre disco y disco (el mas largo hasta entonces), Pete Townshend seguía lidiando con crisis compositivas, por lo que buscó inspiración en el lugar donde había logrado su pico como compositor: Los sintetizadores. El narigón cambiaba guitarrazos por ultra complejos arreglos de teclados y orquestaciones, llevando mas la contra a las nuevas tendencias punk y disco, que otros contemporaneos tuvieron que adaptar o perecer. Daltrey y Entwistle parecian poco entusiastas en el nuevo disco, pero elgran drama era Moon.
En estos 3 años, la salvaje vida que llevaba Keith le empezaba a pasar factura. Su terrible adicción al alcohol y a las drogas lo habían disminuido de la bestia que destruia su drum kit a un tipo que apenas podía seguir un ritmo marcado.
Estas cosas hicieron que el material que encontramos en "Who Are You" fuera realmente pobre. En especial su arranque, donde no hay una sola canción rescatable o que tenga la marca de calidad de la banda (las 2 composiciones de Entwistle son lo mejorcito, pero nada wow), destacando una sobreproducción innecesaria y una pésima performance de Moon.
La 2da cara es un poco mas feliz y la que rescata vagamente al disco con "Trick Of The Light", el último tema de John para el disco y el mejor, con el sonido clásico de la banda. "Guitar And Pen" donde podemos ver algo de acción guitarrera, y la linda balada "Love Is Coming Down". El title track da un cierre altisimo a un disco que escala de menor a mayor, pero que nunca logra llegar a alturas aceptable. Un amargo farewell para Moonie The Beast



7°) A Quick One (1966)

Para 1966, los Who ya eran uno de los artistas mas reconocidos de la Invasión Britanica. "My Generation" había sido un suceso demencial, cuyo lanzamiento fue potenciado por singles como "I Can't Explain" o "Substitute", grandes staples (?) del rock. Pero a Pete Townshend no le cerraba esa forma de hacer música, por lo que en su 2do disco, trataría de cambiar las cosas. Y si que tuvieron que cambiarlas.
La discografica logró hacer un acuerdo de la banda donde todos los miembros aportaran composiciones propias, tratando de descentralizar el dominio de Pete en las composiciones. Así es como tenemos aportes de los 4 miembros y vemos como Townshend le saca años luz al resto en la materia. Pero también descubrimos las buenas dotes que posee John Entwistle para escribir retorcidas piezas musicales.
Y así es como "A Quick One"se convirtió en un disco sumamente irregular pero con momento realmente fuertes como el gran clásico de John "Boris The Spider" o el opener "Run Run Run". También tenemos que soportar las mediocres composiciones de Daltrey y Moon, quienes claramente no tenían mucho idea de como hacer una canción. Pero por suerte Pete salva las papas con su primer coqueteo con la Opera Rock: "A Quick One While He's Away", 9 minutos de pequeñas canciones empalmadas y ejecutadas magistralmente por el grupo, inspirando lo que en unos años sería el "Abbey Road Medley" hecho por los Beatles. Nunca se había hecho algo así en la música popular.  
Apoyado con el hit single "Happy Jack", la banda seguía creciendo y estaba lista para dar el gran salto con su siguiente disco en el año pivotal de la música. 



6°) The Who By Numbers (1975)

Es practicamente imposible sostener el ritmo de mas de 4 obras maestras en un razonable corto tiempo (4/5 años). Ni siquiera los Beatles pudieron. Con una pueden sobresalir, explotar, mantenerse y consolidarse, pero irremediablemente el pozo mágico de composiciones se termina cayendo. Mas para un pobre Pete Townshend que empezaba a entrar en crisis tras tener que posponer 2 proyectos truncos como "Lifehouse" (que dio lugar a "Who's Next" y "Long Live Rock". Su bloqueo compositivo arrancaría acá y el Alcohol empezaría a hacer estragos en su genio.
"By Numbers" sin embargo, vendría a ser para los Who lo que es "Goats Head's Soup" para los Stones. Esa gema olvidada, poco valorada en el catalogo de la banda por venir después de todos los tanques. 
Es un disco oscuro, camuflado por rock mas alegre y con el estilo Who, donde Townshend da su último pack competente de canciones dentro del universo Who.
Rockers poderosos como "Slip Kid" y el clásico "Squeeze Box" se mezcla con desoladoras baladas y piezas acusticas como la desgarrada "How Much I Booze" o "They Are In Love", ademas de piezas épicas e himnicas como "How Many Friends"o "Dreaming From The Waist".
No será el mejor disco de la banda, ni tendrá los grandes himnos que el cuarteto construyó en su carrera, pero sin dudas "The Who By Numbers" es el último disco que muestra a los Who es estado de gracia.





5°) The Who Sell Out (1967)

Momento polémico. Para el sector mas hard-core de ultraderecha en el mundo Who, esta es su obra maestra, su disco definitivo, y el mejor disco de la historia de la música.
Aquí decimos que no es para tanto, aunque no deja de ser un disco de 10 puntos. "The Who Sell Out" es la primer gran idea que craneó la retorcida mente de Pete Townshend. Un album conceptual donde la banda se molesto hasta de realizar jingles comerciales entre canción y canción para simular una transmisión de la estación pirata Radio London.
Mas allá del brillante, los Who estaban en el momento mas álgido de su carrera, con "Pictures Of Lilly" midiendo bien alto en los charts ya desarrollando el arte de la destrucción de instrumentos en el escenario, teniendo como pico máximo su historica performance en el Monterrey Pop Festival.
Musicalmente, la banda también se estaba embebiendo de los nuevos sonidos psicodelicos y en especial por la figura de Jimi Hendrix, que había deslumbrado a todo Londres con su forma de tocar la guitarra.
"Sell Out" es una maravilla toda empacada en un conjunto, con la mejor demostración de la banda con sus sensibilidades pop y poniendo cimientos a lo que vendría después, pero es realmente en el track by track comparado con los discos que siguen en este disco. Practicamente ninguna de estas canciones se sostendrían fuera del contexto del disco o tendrían difunsión (exceptuando la majestuosa "I Can See For Miles"), que eso no las hace malas ("Armenia City In The Sky", "Odorono" y "Rael" son brillantes composiciones) pero si menos iconicas e aportativas al catalogo del rock. 
Este es el mejor disco conceptual que pudo desarrollar Pete Townshend en su carrera, el que lo alentó a ir por mas, y el que lo empezaba a destacar como uno de los mas grandes genios de la historia.




4°) My Generation (1965)

¿Cuántas bandas se pueden jactar que cambiaron la historia de la música con su disco debut? The Who es una de esas. Para 1965, los Beatles ya eran superestrellas, los Stones empezaban a dar el salto y los demas grupos (los Kinks, los Yardbirds, los Animals) habían logrado un hit single. Los Who tenían a "I Can't Explain" sonando en las radios pero no tenía la fuerza de "You Really Got Me" o "For Your Love", aunque le alcanzó para que los dejaran grabar su primer disco.
"My Generation" se convirtió en un grito de batalla, no solo para la juventud Mod de la época, sino para lo que luego terminaría siendo el momvimiento Punk en Inglaterra, reclamando que gran parte del inicio del Punk esta en este disco. Y también vestigios de lo que sería el rock duro y el metal.
Con Townshend como motor principal de composición, mas algunos covers de Blues y R&B, The Who se presentaba como un combo muy logrado de todas las otras bandas: Tenían las melodias de los Beatles ("The Kids Are Alright"), el swag Stone ("Out In The Street"), el feeling de los Animals ("I Don't Mind"), el toque blusero de los Yardbirds ("I'm A Man") y el rock distorsionado de los Kinks (El iconico title track), ademas de un sonido muy propio gracias a su inusual base rítmica donde Keith Moon y John Entwistle tenían tanta trascendencia como la guitarra, la voz o el descomunal trabajo de Nicky Hopkins en el piano (también se rumorea que Jon Lord y Jimmy Page dieron vueltas por la sesión). El disco fue un exitazo de punta a punta en ambos lados del oceano, marcando el inicio de la leyenda de la banda, que terminaría mutando en algo ligeramente distinto pero igualmente de genial en apenas 4 años.



3°) Tommy (1969)

De los creadores de las canciones de tu generación, del rapidito mientras tu novio no está en casa y del éxito radial en venta llega... "TOMMY"! la increíble historia de un chico ciego, sordo y mundo que alucina con ácido y en un genio en el pinball, para luego recobrarlos y convertirse en una especie de Lider de los Movimentarios, sin mucho suceso al final.
Esa es mas o menos la historia de la opera rock por excelencia de todos los tiempos y la obra que disparó a los Who al ultra estrellato mundial. Lo cierto es que la banda estaba en un gran momento, con "I Can See The Miles" y especialmente "Magic Bus" (single de 1968) rompiendo los charts de USA y UK y con las buenas reseñas de sus anteriores obras, Townshend fue por mas y trató de desempolvar toda una historia entre canciones entrelazadas y para ello decidió empacarla en un disco doble.
"Tommy" es un coloso que se termina sosteniendo por su poderoso relato y la performance de la banda, a pesar de que no son muchas las canciones que realmente destacan en la placa. Los instrumentales y mini piezas musicales reinan en el disco, pero cuando la banda se enfoca en hacer grandes canciones, muestran alguno  de los momentos mas álgido de la banda, como sucede en "The Hawker", "Christmas", "Sally Simpson" y los 3 clásicos del disco: "I'm Free", la emblematica "Pinball Wizard" y "We're Not Gonna Take It" que cierra el disco incluyendo a "See Me, Feel Me", otro de los singles del disco, con una dramatica performance, en uno de los momentos mas emocionantes que ha dado la música.
Pete Townshend había logrado reinveintarse y llevar a su banda al siguiente nivel, pero este solo era el comienzo de su obra mas grande.


2°) Quadrophenia (1973)


Para 1973 no había banda mas grande que The Who. Ellos reinaban el mundo del Rock con los Stones y Led Zeppelin.  Sus últimso 2 discos los habían puesto en el olimpo. Y justo cuando ambos competidores bajaron un poco la guardia, la banda se despachó con su obra mas influyente y en donde lograron poner lo bueno de "Who's Next" con una narrativa atrapante acerca de Jimmy, un joven Mod seguidor de The Who, que tiene una vida bien de mierda, donde su familia lo destrata, sus amigos no lo toman muy en serio y le icardean la novia. Por si no fuera poco, Jimmy sufre de personalidad multiple y eso deriva en que se la pase buscando un rumbo durante el disco hasta que termine por robarse un barco en Brighton y enfrentando una tormenta con dirección a las rocas.
Musicalmente, Townshend sacó la obra adelante luego de volver a fallar en hacer una nueva opera rock ambiciosa llamada "Rock Is Dead - Long Live Rock!", la cual terminó siendo desechada ya que sonaba calcada a "Who's Next" (cómo si eso fuera algo malo). Así que luego de encontrarse con un fan, Pete consiguió esta idea medio de retrospectiva autobiografica y se metió de lleno a grabar un nuevo disco, mientras el single "Join Together" copaba los charts
Usando canciones de ambos proyectos, ademas de nuevas composiciones, Townshend armó otra obra maestra, mucho mas muscular y poderosa que "Tommy".
"Quadrophenia" nuestra a los Who mas grandilocuentes y en el pico de su imagen de rock larger than life. A diferencia de "Tommy", aquí reinan las canciones completas y brillantes, solo hay un par de instrumentales, después son rockers del calibre de "The Real Me" o "5:15" o baladas como "Love Reign O' Me" o "It's In My Head" que muestra algunos de los mejores momentos de Moon, Daltrey y Entwistle, ademas de que Townshend logra armonizar a la perfección sus guitarrazos, riffs y solos con sus sintetizadores y los arreglos de cuerdas y vientos.
The Who se convirtieron en verdaderas leyendas de la música en este disco y fueron los reyes del mundo en la época donde los gigantes caminaban por la tierra.



1°) Who's Next (1971)

Entre 1967 y 1977 se encuentra los mejores discos de la historia de la música. Y The Who es de las muy pocas bandas que cantó presente en todas las grandes citas. 1971, año de obras cumbres como "Led Zeppelin IV", "Sticky Fingers", "Fireball", "L.A. Woman", "Rock On", "Every Picture Tells A Story", "Master Of Reality", "Hunky Dory", "Look At Yourself", "Fragile", "Love It To Death" y varios mas, encuentra al mejor trabajo de la banda, en el mejor momento de su carrera, pero nacido de una frustración muy grande.
Luego de ser estrellas en Woodstock y de capitalizar todo su poder como acto en vivo en el descomunal "Live At Leeds", Pete Townshend tenía que lograr mantener la vara que se puso con "Tommy" y para ello pensó el proyecto mas ambicioso que se haya escuchado en la historia del rock: "Lifehouse".
Este proyecto contaba la historia  de un futuro distopico, donde la sociedad era oprimida y entretenida intravenosamente y desconocía la existencia del rock and roll. Y que demandaba una performance multiplataforma incluyendo a los Who tocando en vivo para que Townshend pudiera captar el extasis de su grupo en el sonido de sus nuevos sintetizadores. Un delirio inentendible, tanto para el público, como para la gente de la banda, que terminaron por hacer colapsar la ya bastante fragil estabilidad mental de Pete.
Con el proyecto deshecho, Glyn John (habitual ingeniero de sonido y colaborador de la banda) sugirió que la banda haga un disco normal y usara algunas canciones del mismo, mas otras nuevas y aportes de Entwistle, así se terminó dando forma al album
"Who's Next" brilla como el mejor disco de los Who y uno de los mejores de todos los tiempos porque no tiene un solo tema de relleno y porque capta a la perfección el sonido de la banda, ese que deslumbraba entonces con el single "The Seeker"
"Baba O'Riley" es el opener perfecto. Un tema que se va a construyendo de a poco, con esos teclados revolucionarios siendo acoplados con el imponente bajo de Entwistle (tan poderoso que estremece con una simple nota) y la tremenda bateria de Keith Moon. Un desafiante Roger Daltrey saca su registro de macho bravado como nunca lo habiamos escuchado y Pete Townshend pone la cereza en el postre con sus guitarrazos y 2 solos celestiales, acompañado por una de las codas mas famosas de la historia de la música.
"Bargain" es un gran complemento, un perfecto 1-2, con una gran performance de Daltrey y un riff que tiene todo para ser el germen de la música de KISS. "Love Ain't For Keeping" es un sentido medio tiempo, mientras que "The Wife" es el momento mas álgido de John Entwistle como compositor, un clásico instantaneo.
"The Song Is Over" es un baladón que toma suma emoción con el dueto entre Pete y Roger, mas el descomunal trabajo de Nicky Hopkins en el piano. "Getting In Tune" sigue la tonica en una de las grandes joyas del disco, con un una desgarradora performance de Daltrey, sacando a relucir su poderio vocal y un brillante Entwistle. "Going Mobile" es el momento solista de Pete, con un dinamico y pegadizo numero rítmico.
Pero todo este pasaje queda empequeñecido ante "Behing Blue Eyes", esa versión pocket de "Stairway To Heaven" que da paso a alguno de los minutos mas emotivos de la historia, con ese simple arpegio acústico y un Daltrey enorme, una vez mas, captando a la perfección la pluma de Townshend, quién cambia la calma inicial por un furibundo rocker que nos eleva a ese nirvana que quería lograr en "Lifehouse"
"Won't Get Fooled Again" cierra el disco en la mas alta estima, porque es la canción definitiva de los Who, es el epitafio de Townshend al Rock, uno de los mas grandes himnos de la música toda. Un tour de force de guitarrazos y la colosal tarea de Moon, recordando porque es uno de los mas grandes de todos los tiempos, construida todo alrededor del omnipresente riff de sintetizador. Si los Who apenas hubieran grabado ese comeback con el desgarrador "YEAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAH" de Daltrey, les hubiera bastado para ser leyendas de la música. Por suerte nos dieron mas para que nos quede claro.

No hay comentarios.: