miércoles, 22 de marzo de 2017

Análisis de Discografías (De lo Peor a lo Mejor) - Capitulo 15: DIO

Hoy en nuestro repaso de discografías, nos sumergemos en el maravilloso mundo de la banda de nuestro pigmeo favorito: DIO. Acompañenos en un breve pero intenso viaje a través de hadas, magos, duendes, dragones y arcoíris cantado por la mas maravillosa voz que haya visto el metal. Alcen sus cuernos para disfrutar estos 10 discos.

10°) Angry Machines (1996)

Si hubo una persona que la pasó pesimo en los 90's, ese fue Ronnie James Dio. Salvo su disco con Sabbath, todo su vagaje por la década fue pobre e indigno de su leyenda. Su punto mas bajo llegó en 1996 con "Angry Machines". La 2da obra hecha con este reborn post su paso con Iommi y cia. Aquí se mantiene el sonido oscuro y groove del disco anterior, pero con ideas aún menos inspiradas. El trabajo de Tracy G en las guitarras como un Dimebag Darrell de ultra 2da mano es lamentable e incluso no hay ni una melodía memorable de Ronnie en el disco. Lo unico destacable en la balada del final "This Is Your Life", una encantadora pieza de piano con uno de los mas delicados y brillantes cantos de la carrera de Dio. Pero estamos hablando de un disco de heavy metal, y creo que si lo único destacado es una balada de piano, creo que pinta bastante bien lo que es el resto.
El resultado fue tan malo que Ronnie pensó en una reunión de Rainbow con Blackmore y Cozy Powell, pero la muerte del baterista cerró toda chance e hizo que el pequeño cantante se enfocara en su carrera solista, esta vez, mucho mas a gusto en el nuevo milenio.


9°) Strange Highways (1994)

Luego de su salida (nuevamente) traumatica de Black Sabbath, Ronnie James Dio se llevó con él a Vinnie Appice para refundar su banda solista tal cual habían hecho 10 años atrás. Jimmy Bain se sumaba al barco también, pero era rapidamente despedido por Ronnie en favor de traer al ex Dokken Jeff Pilson como bajista y tecladista. En la guitarra, Tracy G de Love/Hate se sumaba para darle un toque mas de época a la banda. 
Bastante inspirado en el sonido de "Dehumanizer", "Strange Highways" es el disco mas oscuro del catalogo de DIO. Y uno de los menos inspirados, porque a pesar de las buenas intenciones, Tracy G no es Tony Iommi y especialmente Ronnie suena totalmente desinteresado en lo que canta. A pesar de tener sus momentos ("Blood From The Stone", "Bring Down The Rain", el title track), el grueso del disco es sumamente olvidable, en una sucesión de metal Sabbathiano de 2da mano y un intento de pertenecer a la nueva generación de Pantera que hirió la reputación de DIO, la cual lamentablemente seguiría en picada hasta el nuevo milenio.


8°) Lock Up The Wolves (1990)

Para 1990, los tiempos empezaban a cambiar y Ronnie James Dio necesitaba una renovación luego de 4 discos exitosos y memorables. Tras la partida del bueno de Craig Goldy, Dio buscó nuevos talentos y los encontró en los dedos del joven Rowan Robertson, un fan de la banda que cumplió su sueño mandando su demo al fans club y logrando contactar a Ronnie y Wendy, quienes lo audicionaron y aceptaron en la banda. Las cosas marchaban bien hasta que Vinnie Appice y Jimmy Bain pegaron el portazo y tuvieron que ser reemplazados por Simon Wright (viniendo de AC/DC) y el desconocido Teddy Cook, ademas de sumar al talentoso Jens Johansson (ex Yngwie Malmsteen) en los teclados. Con la nueva line up ensamblada, se terminaba de dar forma al nuevo disco.
"Lock Up The Wolves" supone un alejamiento de los 4 discos anteriores, sacando toda la épica y majestuosidad de sus anteriores trabajos en favor de un sonido mas directo y simple.
El disco tiene sus momentos, como la genial "Hey Angel", el opener "Wild One", "Between Two Hearts" y la balada "My Eyes". Pero después el disco va alternando canciones aburridas y excesivamente largas, especialmente cuando se acerca al sonido Sabbath.
También cabe destacar que por momentos los solos de Robertson suenan como alguno de los que ya hemos escuchado de Vivian Campbell, por lo que le quita originalidad al disco.
Como era de esperar, "Lock Up The Wolves" significó un fracaso critico y comercial para la banda, que derivó en la disolución de la misma (a pesar de tener un disco casi culminado) para que Ronnie retornara a Black Sabbath luego de 10 años.


7°) Master Of Moon (2004)

El inesperado último disco que grabó DIO terminó cerrando la carrera solista del cantante en una forma mas que digna. 
"Master Of The Moon" es la pieza final del último retorno de DIO, tras los excelentes "Magica" y "Killing The Dragon".  Menos memorable que estos pero igual de efectivos, aquí vuelven a la banda Craig Goldy y Jeff Pilson, sumandose a los ya estables Scott Warren y Simon Wright para una última tirada de canciones.
Aquí Dio tiene la majestuosidad de sus años mozos, ademas del dinamismo caracteristico de su carrera con su banda solista como podemos apreciar en temazos como "The Man Who Would Be King", "Living A Lie", "One More For The Road". el title track o "I Am", donde Craig Goldy demuestra todo su talento en las seis cuerdas, ademas de darle el acompañamiento necesario al tremebundo trabajo de vocal de Dio, en forma hasta el final. 
Luego de este disco, Dio giro unos años y retornó a Sabbath (como Heaven And Hell) desde 2007 hasta su triste fallecimiento en 2010 debido a un cancer de pulmón.
En esos 6 años, Ronnie estuvo uniendo fuerza tanto con Doug Aldrich como con Craig Goldy para culminar la trilogía conceptual correspondiente a "Magica" con sus otras 2 partes. Solo se rescató una canción del proyecto, llamada Electra que es el último material conocido del cantante, junto a la canción "Metal Will Never Die".



6°) Sacred Heart (1985)

Para 1985, Ronnie James Dio era una de las máximas estrellas del mundillo del rock. Sus comienzos en ELF dieron pie a una exitosa estadía en Rainbow junto a Ritchie Blackmore y ni hablar de su pivotal paso por Black Sabbath. Por si hiciera falta, tras su salida de la banda de Tony Iommi, fundó su propio bulo con 2 discos de extremo suceso critico y comercial y con un line up hotter than hell: Viejos conocidos como Vinnie Appice en batería, Jimmy Bain en el bajo, el bueno de Claude Schnell aportando teclados y la joya de la corona: El joven guitarrista Vivian Campbell estaba en un estado de gracia y solo sabía sacar riffs y solos de por mas memorables.
"Sacred Heart" siempre quedó relegado con sus hermanos mayores, pero al inicio no tiene nada que envidiarle porque "King Of Rock And Roll" es un bólido endemoniado de puro guitarreo rockero con falsa audiencia perdiendo sus estribos ante la avasallante voz de Ronnie. Pegado le sigue el title track, un tema épico al mejor estilo Rainbow donde Schnell le da pinceladas deliciosas y Campbell se despacha con un solo espectacular. "Another Lie" es el mas disfrutable de los deep cut, un hard rock al mejor estilo "Caught In The Middle" con una melodía gloriosa y guitarras adictivas.
Y aquí la cosa vemos que empieza a cambiar: Dio buscó aires mas comerciales (traicionando a su yo del pasado que dejó Rainbow por esas razones) y lo logra de manera extraordinaria en las siguientes 2 canciones del disco: "Rock And Roll Children" y "Hungry For Heaven", clásicos instantaneos del pequeño elfo.
El problema arranca en la 2da parte, donde ninguna canción logra destacar y suenan como autoplagios que no alcanzan la original y pobres intentos de comerciales (en especial "Shoot Shoot"). 
El disco logró suceso pero no el esperado, haciendo que DIO perdiera el headline del Monster Of Rock en manos de unos jovenes y ultra exitosos Bon Jovi, para desagrado de Ronnie. Luego vendría la partida de Vivian Campbell en una polemica que seguiría hasta los últimos días de Dio y la salvadora llegada de Craig Goldy que llevaría a la banda a un nuevo pico de gloria creativa.



5°) Killing The Dragon (2002)

Luego de enrumbar su carrera con el espectacular "Magica", DIO volvía rapidamente al estudio con las inspiración a flor de piel y demostrando que Ronnie y cia había vuelto para quedarse. El incoveniente que surgió esta vez fue que Craig Goldy se fue de la banda antes de terminar las sesiones de composición y de grabar las canciones. En su reemplazo, llegó Doug Aldrich, de discreto pero extenso vagaje en bandas como Lion, Hurricane, Bad Moon Rising y Burning Rain. Aldrich se sumó al equipo de composición junto a Dio y Jimmy Bain y terminaron de moldear el 9no disco de la banda.
"Killing The Dragon" es un disco que mantiene el aura épica de "Magica" pero lo pasa por un filtro rockero mucho mas directo.
El title track da inicio con un trepidante riff de Doug y una sinuosa interpretación de Dio, reluciendo su intacto rugido en este nuevo clásico de su repertorio. El solo es el primero de los mucho de gran calibre que hizo Aldrich durante el disco, con rapidos e electrizantes punteos al final.
"Along Came The Spider" es un dinamico numero que recuerda a los trabajos inicial de Ronnie con Sabbath, al igual que el tema "Scream", donde Aldrich hace su mejor imitación de Tony Iommi en un solo desbocante.
"Better In The Dark" nos devuelve la velocidad a todo galope con otro riff denuscador y un Dio muy inspirado y un trabajo colosal de la base ritmica integrada por el bueno de Simon Wright y el gran Jimmy Bain. "Rock And Roll" tiene un arranca delicado que se destruye con un riff enorme (obviaremos el choreo de "Kashmir") que abre paso a una espeluznante performance de Dio, al mejor estilo épico y con otro gran solo de Adrich.
"Push" fue el single del disco y es sin dudas una de las mejores canciones del album. Muy a estilo de los discos iniciales de la banda con una melodía llena de brillo, un riff genial y sendos solos emotivos de Doug, al mejor estilo Campbell o Blackmore. "Guilty" es un elegante numero manejado por la majestuosidad de Ronnie y rematado por explosivos solos de Aldrich.
Al final el disco decae un poco pero sin desentonar: "Throw Away Children", un potente medio tiempo que rememora a los de Sabbath, incluyendo un gran solo de Aldrich, pero los coritos de niños no terminan de cuajar. "Before The Fall" es un infravalorado y potente rocker, con guitarras macabras de Aldrich  y un tremebundo solo de Hammond del bueno de Scott Warren.
El cierre queda a cargo de "Cold Feet", un rocker portentoso y con buena melodía de Ronnie, acompañado por acechantes sintetizadores y un gran solo de Doug. Pero que no cumple todo lo memorable que deberías ser un closer.
"Killing The Dragon" fue el último gran disco que grabó Dio con su banda. Lamentablemente la relación con Aldrich duraría poco para agarrar un puesto en Whitesnake (tal cual pasó con Vivian Campbell) pero Doug volvería para los últimos tour solista de Ronnie y en las sesiones de "Magica II & III"



4°) Magica (2000)

Increíblemente, recién con 25 años de estrellato y mas de 40 haciendo músico, Ronnie James Dio se decidió por crear una obra conceptual. Y por una muy buena razón.
Como habiamos revisado anteriormente, la decada de los 90's había sido casi lapidaria para Ronnie. Su banda se chocó de lleno con el cambio musical, su vuelta a Sabbath fue exitosa pero duró un suspiro por una interna feroz, el retorno de DIO fue un fiasco y hasta la reunión de Rainbow se le frustó por la trágica muerte de Cozy Powell. El enano decidio esperar hasta el cambio de milenio para volver a intentarlo y trató de juntar gente ya conocida para su vuelta definitiva. Con la ida de Vinny Appice, rapidamente Simon Wright retornó al asiento. Ronnie recogió a Jimmy Bain al bajo para capturar la magia compositiva y pudo repatriar al bueno de Craig Goldy en las guitarras. Dio le pidió a Tracy G que se quedara para ser el guitarrista rítmico pero este se sintió ofendido y abandonó la banda.  En su lugar, Scott Warren tomó su lugar en los teclados. Con todo listo, los músicos aportaron su granito de arena y dieron forma a la fantastica historia que el cantante llevaba en mente.
"Magica" cuenta historia de la guerra entre el bien y el mal en Blessing, donde los héroes Eriel y Challis deberán recitar un poema del libro "Magica" para vencer a su enemigo Shadowcast. La historia esta narrada desde el punto de vista antiguo, con un final ambiguo porque según Dio "El bien nunca triunfa del todo y el mal siempre existe, formando el balance del universo".
Mas allá de la historia, "Magica" es un disco descomunalmente ejecutado por una banda en estado de gracia. Tras la intro de voz robotica "Discovery" y el pasional solo del tema instrumental los sumergemos en las turbias y oscuras aguas de "Lord Of The Days", donde vemos a Dio manejando sabiamente el estilo Sabbath, a diferencia de los anteriores discos y volviendo a tener esa aura épica que siempre lo caracterizo.
El disco continua con una triada descomunal: "Fever Dreams" es un atrapante rocker, rememorante a su etapa clásica, un riff robotico y pegadizo (al estilo Man On The Silver Mountain") con bellas melodías y elegancia de sobra. "Turn To Stone" arranca con Goldy chirreando su guitarra para meternos en un riff simplón en un ritmo machacón donde Dio se luce en una dinamismo excitante. "Feed My Head" es la mejor canción del disco, con unos teclados futurista, un riff desnucador, épico y Ronnie cantando majestuosamente y dejando todo en un final para la historia. Ademas, inculye un pasional soleo de Goldy a un ritmo Sabbathico con unos teclados dando el toque mas Rainbow Stargazeriano que nos escanta.
"Eriel" es la canción mas larga del disco, con un inicio que incluye arreglos orquestales hasta que caemos en una especie de reversión de "Holy Diver" que termina despegando con un salvaje solo de Goldy, realmente inspirado. "Challis (Marry The Devil's Daughter)" es el mejor tema directo del disco, con un riff tremendo y mucha potencia.
"As Long As It's Not About Love" es la balada del disco y rememora esas bellas piezas que Ronnie hizo en Rainbow con Ritchie Blackmore, sacando a relucir su cristalina voz y luego da paso a gruesisimo riff estilo Iommi para otro solo descomunal de Craig Goldy, haciendo su mejor imitación del bigotón guitarrista de Birmingham. "Losing My Insanity" es una de las piezas mas celebres del disco, con un rarisimo comienzo Folkie Celta (con flauta y toda la cosa!) que desemboca en un furibundo Metal al mejor estilo Maiden, donde Ronnie demuestra de donde aprendieron un par de cosas Bruce Dickinson y sus muchachos. "Otherworld" le sigue siendo una decente canción pero que no sobresale en nada.
Lamentablemente, el disco cierra con los siempre innecesarios reprise de las primeras canciones y un insolito "The Magica Story" con Dio recitando por 18 minutos de que trata la cosa por si no la cazaste antes.
Mas allá de ese manchón, "Magica" se sostiene por si solo como una de las mejores pieza que haya compuesto Ronnie como solista y que de haber agregado el final estaría a la altura de sus primeras 2 obras. Luego de esto, Ronnie continuaría su racha por unos años hasta su retorno a Sabbath, pero nunca tan bien como aquí.


3°) Dream Evil (1987)

Para 1986, Vivian Campbell se fue  en los peores terminos de DIO y diciendo cualquier barbaridad de nuestro pequeño héroe. Todos sabemos como su carrera su vino tan a pique como su cabellera luego. Por lo que volvemos al campamento de Ronnie, quién encontró rapidamente reemplazante en Craig Goldy, el talentoso guitarrista de Giuffra y activo colaborador en el proyecto "Hear 'N' Aid". Goldy se sumó rapidamente al equipo y llenó con creces con pesados zapatos.
"Dream Evil" es el perfecto encajamiento de DIO en el nuevo mundillo de rock, con Goldy manejando fantasticamente los costados mas melodicos y con Claude Schnell mas que presente en todo el disco.
"Night People" abre el disco de manera trepidante, con un riff desnucador y esos misteriosos teclados que llenan de una tenue oscuridad a la canción, con un Dio explosivo haciendo malabares con la melodía.
El title track es el gran clásico del disco y es puro Rainbow. Ese riff tan Blackmore y un ritmo machacón le sientan perfecto a Dio, quien nos da una colosal performance, elegante y con unos ganchos infernales, que ya envidiaría lograr Ritchie en el entonces malogrado "The House Of The Blue Light".
"Sunset Superman" tiene una intrigante intro de teclados hasta que entra el resto de la banda en una colosal lección de heavy metal épico, con guitarrazos filosos de Craig GOldy y Ronnie James Dio demostrando porque es el mejor de todos en lo suyo. Vinnie Appice también aporta una mastodontica performance, azotando con todo sus tambores.
"All The Fools Sail Away" es la balada del disco y una de las celebres del gran Ronnie James. Un atrapante ritmo decorado por majestuosos teclados y un Dio desgarrador, cantando con toda su gracia y pasión, dejandole servido el remate a Craig Goldy para entregar un pasional solo de guitarra intercalado con un buen solo de teclado por parte de Claude Schnell. La mejor canción del disco sin dudas. 
"Naked In The Rain" trae ese ritmo atrapante e intenso al mejor estilo "Holy Diver", con un Dio arrancando sollozante y oscuro para luego emerger triunfante en el contundente estribillo, incluso tiene un solo muy Blackmore, cortesía de un inspiradisimo Craig Goldy. "Overlove" es un rocker menor, acelerado, con un arranque que parece sacado de Stevie Ray Vaughan, hasta que Bain y Appice se lanzan a la carrera y nos regalan otro riff Rainbowesco para que Dio se luzca domandolo con su rugido.
"I Could Have Been A Dreamer" es el intento mas comercial del disco y termina siendo muy logrado, al igual que los cortes del disco anterior. Enormes melodías, crujientes guitarras y nuevamente un muy mentado uso de los teclados. Emocionante estribillo, que merecía romper las listas como si fuera un hit de Dokken de la época.
"Faces In The Window" es otro correcto rocker, con enorme soleo de Goldy y una nueva melodía adictiva, que se te queda pegada en el cerebro. El cierre queda a cargo de "When A Woman Cries", con una intro casi zeppelinesca, con Appice brillando y un riff de Goldy bien machacón a medio camino de los Aerosmith setentosos y "Eminence Front" de The Who, de hecho la melodía es bastante simil, con Dio agigantandola en una performance esplendorosa, a la par de un Craig que se marca su mejor solo del disco.
"Dream Evil" fue una gran levantada respecto a "Sacred Heart" y se sostiene como el último gran disco de la banda. Luego de esto vendría un periodo de oscuridad para el grupo y el cantante hasta su retorno glorioso en el ya mencionado "Magica"



2°) The Last In Line (1984)

1984 fue el gran año gran para la comunidad metalera. Una vasta cantidad de obras cumbres para el genero salieron durante ese año y entre todas emerge el 2do disco de DIO, un disco que increíblemente borda la perfección de su debut de una manera mas que sublime.
"The Last In Line" abre con la arrasadora "We Rock", donde Ronnie sale a quemar las naves con un explosivo trabajo de Vivian Campbell, al mejor estilo Randy Rhoads o Jake E. Lee, apoyado en un muy buen trabajo de la base rítmica y Dio llevando todo por delante con una portentosa performance vocal.
El title track quizá sea la mejor canción compuesta por el cantante en su derrotero solista. Un inicio deconcertantemente dulce hasta que la canción explota en un épico rocker, con Vinnie Appice azotando los tambores, los teclados del flamante mimebro Claude Schnell dotan de majestuosidad el canto de Ronnie, en estado de gracia al igual que Vivian Campbell haciendo un épico solo. Una de las mejores canciones del mundo.
"Breathless" es un adictivo y machacón rocker con un trepidante solo de Campbell y se le pega la demoledora "I Speed At Night", todo un clásico de la banda. Otra canción a todo galope con Dio brillando y Vivian Campbell sacandole chispas a su Stratocaster.
"One Night At The City" es de esos medios tiempos con tintes comerciales bien entendido que le fascinaban a Ronnie y que le qeudaban tan bien en su voz. Mucho gancho, muy memorable. "Evil Eyes" vuelve a traer el metal, con punzantes guitarras de Campbell y un Dio desbocado, en un trallazo descomunal.
"Mistery" es lo menos buenos del disco pero por suerte "Eat Your Heart Out" llega de inmediato para regalarnos una poderosa performance, llena de energía y dinamismo.
El cierre queda a cargo de la faraonica "Egypt (The Chains Are On)", esos numeros marciales que tan bien supo crear Dio a lo largo de su carrera, potenciado por la estelar performance de su banda, en especial de Vivian Campbell volviendo a crear un solo espectacular. El cierre perfecto para esta obra maestra del rock y el metal. Luego vendrian años de altos y bajos, pero en 1984 DIO estaba en la cima de todo.


1°) Holy Diver (1983)

La sagrada trinidad de Dio se compone de "Rising", "Heaven And Hell" y este, su primer disco, qué se alza sobre todos sus trabajos en DIO y que al igual que los otros discos, no tiene ni un solo tema que no sea un clásico.
"Holy Diver" es sin lguar a duda el mejor trabajo de Ronnie solista y nace luego de su tormentosa salida de Black Sabbath. Con Vinnie Appice acompañandolo, Dio unió fuerzas nuevamente con su ex colega de Rainbow Jimmy Bain y sometió junto a su mujer Wendy a un larguisimo casting de guitarristas entre los que pasaron gente como John Sykes y Jake E. Lee pero quién se quedó con el puesto fue el joven y desconocido norirlandes Vivian Campbell, que estaba dotado de un descomunal talento y era el ingrediente perfecto para el nuevo sonido que buscaba el cantante.
El disco era toda declaración de principios con "Stand Up And Shout", el mejor opener posible con Vivian Campbell tirandonos un riff tremendo por la cabeza, que galopa sobre la imparable base de Appice y Bain y un Dio desbocado, dando todo lo mejor de sí en la voz. Se le pega otro clásico inmediato como el title track, que tras un silencioso comiezo explota en ese iconico riff y en un tensionante tempo magistralmente manejado por Ronnie James Dio, usando su sabiduria a traves de su implacable trabajo vocal.
Ronnie justamente se encarga de abrir la siguiente canción, "Gypsy", con un grito desgarrador que sigue un energico guitarreo de Campbell, que se despacha con un solo tremendo. "Caught In The Middle" le sigue y es mi favorita del disco. Una melodía mas que adictiva, para que brille Dio en un canto emocionante y esas guitarras perfectas. Una gema total.
"Don't Talk To Strangers" quizá sea la mejor canción del disco y de DIO. Un inicio arpegiado, con Ronnie usando su falsete para ir tomando fuerzas hasta que somos acribillados por un riff impresionante que lleva la canción a otro nivel en un dinamico ritmo que desemboca en el descomunal solo de Campbell, el mejor que haya hecho en su vida, desebocando en la delicadeza inicila para irse con el riff a todo galope. Una composición impresionante.
"Straight Throught The Heart" deja ver las influencia de Rainbow con ese riff tan Blackmore y el imperial ritmo que marca Appice, haciendo que Ronnie se sienta mas que comodo en ese estilo cortado donde su voz atraviesa la música. Campbell vuelve a ejecutar un solo maravilloso que realza aún mas este temazo. "Invisible" tiene un arranque intrigante, con guitarras sollozantes y un distorsionado arpegio, donde reposa una también distorsionada voz de Ronnie para desembocar en una canción con tufillo Sabbath, un riff oscuro que luego Ronnie dota de clase con susurrantes fraseos rebozantes de elegancia. Vivian nos regala sendos solos a toda velocidad para hacer un temazo.
El cierre queda a cargo del mas grande clásico de Ronnie solista: "Rainbow In The Dark", con ese riff de teclados, las guitarras cruijientes y el mejor Dio, rebosante de optimismo y otro solo brillante de Campbell. Clásico de todos los tiempos.
Todo llega a su fin con "Shame On The Night", un portentoso medio tiempo también algo deudor de Sabbath, con un trabajo impresionante de Jimmy Bain en un bajo hipnotico, que te golpea justo en el pecho, un riff épico de Campbell, enorme labor de Appice y un Dio dando la vida en cada fraseo en un final mas allá de lo épico.
Ronnie James Dio alcanzó el pinaculo de su carrera con este disco y tomó el cetro de rey indiscutido del Metal para nunca dejarlo. Ningún artista ha firmado tantos discos pivotales para lo que fue la consolidación del genero entre los fines de los 70's e inicios de los 80's.


No hay comentarios.: